ROSARIO ESPINAL

VENTANAS EN EL ESPACIO

Una Ley Electoral, por lo menos febrero 21, 2018

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 4:46 pm

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 21 de febrero de 2018 en el periódico HOY

Repito por enésima vez: lo que procede es aprobar una nueva Ley Electoral antes que la Ley de Partidos. Aprobar cualquiera de estas dos leyes es difícil por los intereses partidarios envueltos, e intentar aprobar ambas conjuntamente es aún más difícil.

En cualquiera de estas leyes, cada disposición genera ganadores y perdedores, y nadie quiere perder. Por eso, los políticos dominicanos tienen casi dos décadas boicoteando la aprobación de estas leyes, aunque digan lo contrario; aunque proclamen que su aprobación es crucial para el fortalecimiento de la democracia.

El financiamiento es el principal obstáculo. Ningún partido quiere tener que reportar quién le donó (con nombre, apellido y cédula) ni cuánto. Eso tampoco lo quieren los donantes. Y sin transparencia en el financiamiento privado, esas leyes serán de limitada utilidad. De todas maneras, hay que aprobar una Ley Electoral mínimamente aceptable.

La decisión del Comité Político del PLD de no tomar una decisión sobre el sistema de primarias y enviar la discusión de ambas leyes al Congreso, demuestra que la máxima dirigencia del partido ha rehuido su aclamada función. Cierto, es el Congreso que debe decidir, pero el PLD siempre se ha vanagloriado de tomar decisiones importantes en su cúpula y enviar directrices a sus legisladores para que actúen acorde con el centralismo democrático. Ahora no.

Devuelto al Congreso para que los legisladores debatan, augura que difícilmente se aprobarán estas leyes. Pero volver a unas elecciones en el 2020 con una Ley Electoral de 1997, que no está acorde con la Constitución de 2010, es una irresponsabilidad política del partido mayoritario en el Congreso.

Los principios generales que deben guiar la reforma de la Ley Electoral, y también, de una nueva Ley de Partidos eventualmente, son los siguientes, según argumenté en un artículo que publiqué el año pasado: la participación, la representación y la gobernabilidad.

La participación se refiere a la incorporación de la ciudadanía al proceso político.  La representación al sistema mediante el cual los votos se convierten en escaños y se crean mecanismos de toma de decisión (es a través de la representación que unos pocos adquieren legitimidad para gobernar a muchos).  La gobernabilidad a la capacidad de ejecutoria y a la legitimidad de la gestión gubernamental. Ninguna disposición electoral logra simultáneamente un balance perfecto entre participación, representación y gobernabilidad.

La funcionalidad de una reforma electoral debe evaluarse en función de sus méritos intrínsecos, pero también, de las características y posibilidades del sistema político en el que se aplicará. No hay una fórmula exclusiva ni remedio perfecto.  La democracia puede existir en una diversidad de situaciones políticas siempre y cuando se mantengan como referentes, y con un balance aceptable, los tres principios enunciados.

El sistema electoral debe ser confiable y efectivo.  Que sea confiable depende en gran medida de la calidad de los mecanismos de registro, votación y conteo, y de la disposición de las élites partidarias de cumplir con las reglas de juego establecidas.  Que sea efectivo depende de la agilidad de los mecanismos electorales y la facilidad con que los electores los entienden, aceptan y participan.

La reforma electoral tiene que aumentar la credibilidad del sistema electoral, de su administración, y de los gobernantes que serán electos mediante el voto.

Los partidos deben evitar nuevas reformas electorales para satisfacer simplemente intereses partidarios. Tampoco deben seguir posponiéndolas por irresponsabilidad colectiva. Es tiempo ya de darle un marco legal aceptable a las elecciones.

¿Está el Congreso Dominicano en disposición de hacerlo, y bien? En sus manos está el reto.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/una-ley-electoral-por-lo-menos/

Anuncios
 

El pene, ¿arma de destrucción? febrero 14, 2018

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 9:00 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 14 de febrero de 2018 en el periódico HOY 

Si se alarma o sonroja con el título de este artículo, ha estado usted por otras latitudes.

Los feminicidios son una epidemia nacional. ¿Lo sabía? La razón más común asignada es celos; supuestamente se mata por eso. Pero si los celos llevan un hombre a asesinar una mujer, entonces, el cerebro es guiado por el órgano incorrecto. Si fueran casos aislados, la destrucción fuera casual, ¡pero no!, son muchos casos. Conclusión, el pene es un arma de destrucción en esta sociedad.

¿Sigue alarmado o alarmada con el término pene? Reflexione, hay más. No se sabe el número exacto de violaciones sexuales en este país, pero son muchas. Aquí se violan ancianas de 90 años, según publican los periódicos; se violan mujeres mayores de 60 y 70 años; se violan mujeres de -edad media y jóvenes, y lo peor de lo peor, se violan niñas, así como lo leyó, niñas hasta de dos años. ¿Con qué se violan? Concluya usted si se alarma o sonroja con el órgano de destrucción.

¿Qué hacen las mujeres ante una violación? A veces la denuncian (ahora más que antes), pero en muchos casos, las mujeres y sus familias callan. Callan por miedo al hombre, callan porque la Policía está llena de machos violentos, callan porque no confían en la justicia, callan porque la sociedad estigmatiza a las víctimas.

La estigmatización de las víctimas es parte del ejercicio perverso del poder. Dicen: si no hubiese estado de chivirica no la hubieran violado; si no saliera de noche no la hubieran violado; si no hubiese dejado la hija sola, no la hubieran violado; etc., etc., etc. La mujer ha sido históricamente culpada de su opresión; mientras el hombre, con su arma de destrucción, es exculpado o justificado hasta por muchas mujeres.

En la última semana he sabido de tres casos repugnantes de violaciones sexuales, incluidas muertes. El más dramático es el cuádruple asesinato con violaciones que ha conmovido el país. El tal Víctor Alexander, alias “Greña, Chamán Chakra” o “Metálico” violó dos niñas después de asesinarlas. ¿Imaginan ustedes, dos niñas después de asesinarlas? Ante el hecho, escuché una persona decir: “pero esa madre no debió juntarse con ese tipo”. Concuerdo, esa madre no debió, pero la culpable de los asesinatos y de las violaciones no es la madre, es el tal Chakra con su pene destructivo.

Para entender el machismo, las violaciones sexuales y los feminicidos, hay que poner atención a la sexualidad masculina. Es una sexualidad muchas veces de poder absoluto, de desenfreno, de destrucción.

Cualquier persona puede sentir celos, pero no necesita golpear ni matar; cualquier persona puede tener deseos sexuales intensos, pero no violar. La sexualidad violenta es producto de una siquis enloquecida con el poder.

Las mujeres no violan sexualmente porque no tienen pene. Así de sencillo. En la mitología del poder, eso se ha considerado inferioridad. El hombre es dotado de un órgano con capacidad de erección; la mujer no, por eso es definida como inferior. ¡Vaya explicación! El híper-poder sexual, asignado culturalmente al hombre, ha constituido siempre un atentando a los demás, sobre todo a las mujeres.

Ante la plaga de violencia masculina, los hombres deberían reflexionar sobre el pene, y entender, que fuera de las funciones biológicas, incluida la sexual con consentimiento mutuo, el pene no debe tener otros usos, y mucho menos, ser arma de destrucción de la integridad física y emocional de las mujeres.

La sexualidad debe ser tierna e igualitaria. Mensaje de hoy, 14 de febrero, a hombres y mujeres.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/el-pene-arma-de-destruccion/

 

 

PLD, en un punto álgido febrero 7, 2018

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 2:35 pm

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 7 de febrero de 2018 en el periódico HOY 

Desde el año 2004, el PLD ha acumulado un inmenso poder. Tres factores han contribuido de manera significativa a forjar el PLD como partido hegemónico en la República Dominicana: la racionalidad y la disciplina partidaria, la relativa estabilidad macroeconómica en el país, y la desarticulación de la oposición partidaria.

La racionalidad y la disciplina partidaria han permitido al PLD sortear desde el 2007 hasta la fecha, la lucha de poder entre tendencias vinculadas a los dos principales líderes del partido: Leonel Fernández y Danilo Medina. Estar en el poder les ha ayudado a evitar una ruptura formal.

La relativa estabilidad macroeconómica ha evitado que surja un movimiento guiado por el “e’pa fuera que van”, como ocurrió al final del gobierno de Hipólito Mejía. La inestabilidad económica de 2003-2004 ha sido útil al PLD como diferenciador de estrategias económicas. Esa relativa estabilidad macroeconómica de la última década no quiere decir que la mayoría de la población haya experimentado una mejoría sustancial en los niveles de vida, sino que la inflación y la devaluación han sido moderadas.

La desarticulación de la oposición ha sido crucial para posicionar de manera privilegiada al PLD. Ha ganado todas las elecciones desde el 2004 sin mayor competencia. Los demás partidos se quedan cortos, o muy lejos de alcanzar el 50+1 requerido para ganar la presidencia.

A pesar de los escandalosos actos de corrupción, el PLD sigue beneficiándose de la relativa estabilidad macroeconómica y la debilidad de la oposición. Pero dos graves problemas acechan: las aspiraciones presidenciales para el 2020 y la posibilidad de una crisis de deuda externa eventualmente.

Después de la desaparición de Juan Bosch del escenario político, el PLD operó con un liderazgo único, el de Leonel Fernández. Eso permitió mantener el sentido de “consenso”. Había un jefe y el Comité Político solo tenía que refrendar. Ahora no. Está Leonel Fernández, por un lado, y Danilo Medina por el otro. Ahora el Comité Político no puede generar consenso, produce voto de mayoría, y la mayoría depende de quién tenga más poder en cada momento.

Esto demuestra que el PLD, aunque ha logrado evitar divisiones partidarias, no tiene fluidez organizativa ni decisoria. El partido está frisado. No cambia sus dirigentes desde hace muchos años y postula nuevamente a sus funcionarios electos. Se ha gestado así una aristocracia partidaria que no da cabida a la renovación.

Al igual que en el 2015-2016, es muy probable que el leonelismo y el danilismo se enfrenten nuevamente para controlar la candidatura presidencial del 2020, y, por ende, las candidaturas a otras posiciones. Esta vez, sin embargo, el conflicto entre los dos líderes del PLD viene de lejos, y los golpes serán más duros porque serán más definitivos. Una derrota de Leonel Fernández significaría una larga estadía fuera del poder. Una derrota de Danilo Medina significaría el retorno al poder de grupos que le han adversado, dentro y fuera del PLD. Los une el miedo a una derrota. Los separa el interés de ambos de controlar el PLD.

Cuando la democracia partidaria es muy deficitaria, se afianzan los liderazgos personalistas. La persistencia de liderazgos personalistas en el PLD, y en otros partidos dominicanos, es la más clara evidencia de la falta de desarrollo democrático en la Republica Dominicana.

Este año marcará el derrotero del PLD: ¿Quién se impondrá? ¿Cómo? ¿A qué costo? Ya comienzan las apuestas en este país lleno de bancas y viciosos.

El PLD está, sin duda, en un punto álgido, aunque el Comité Político haya pospuesto el lunes el derrame del ácido.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/pld-en-un-punto-algido/

 

¿Cuántos muertos y heridos más? enero 31, 2018

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 4:54 pm

Rosario Espinal

Artículo publicado en el miércoles 31 de enero de 2018 en el periódico HOY 

Da vergüenza y horror. La República Dominicana tiene el mayor índice de muertes por accidentes de tránsito en la región de América Latina y el Caribe con alrededor de 21 muertes por 100 mil habitantes, y también se coloca entre los primeros en el mundo en esos trágicos incidentes. Del número de heridos no se sabe, y son muchos más que los muertos. ¡Horrendo!

¿Qué sucede? ¿Qué explica esta tragedia nacional? ¿Por qué ser los peores? ¿Por qué no se toman medidas correctivas contundentes?

Las respuestas no son tan complicadas, ni tampoco las soluciones. Solo se necesitan reglas claras y que se apliquen correctamente para ver una reducción sustancial en los accidentes. Reglas hay, pero no quién las aplique.

Al igual que sucede con otras obras públicas, las carreteras se construyen sin el rigor necesario. Ahí está la carretera de Samaná, por ejemplo. Desniveles y curvas engañosas en una zona lluviosa. Casi siempre que he hecho ese viaje he visto accidentes. ¡Estadísticamente alarmante! ¡Humanamente imperdonable! Esa carretera es un escuadrón de la muerte, y, encima, el Estado tiene que pagar anualmente una millonada porque los peajes no son suficientes para saciar las ansias de riqueza de los constructores.

Los policías en las carreteras no sirven de nada. Todo el mundo sabe que un soborno resuelve las violaciones. Los conductores no temen y se exceden. Los policías buscan pesos.

El consumo de alcohol es una epidemia nacional. Los colmados tienen más neveras de cerveza y estanterías de ron que de leche o jugos. Hay vicio y no hay autoridad para impedir que tantos borrachos manejen. Estamos expuestos al desenfreno. Ser macho parece ser patrimonio nacional, y donde más se nota es en la violencia doméstica y en el volante. Por eso hay tantos feminicidios y accidentes de tránsito.

Los motoristas se creen dueños de las aceras, calles y carreteras. Pasan a los automóviles del lado izquierdo y derecho. Unos hacen competencia, otros sencillamente son imprudentes. La inmensa cantidad de motores, que conducen sobre todo hombres jóvenes e irresponsables, representan atentados cotidianos.

Estas son las razones principales de tantos muertos y heridos. Lo que debe hacerse para enfrentar el problema es obvio.

Exigir a los constructores mejores carreteras. No es suficiente llenar el país de asfalto si las carreteras son un matadero.

Transformar la Policía en una institución del orden, no del desorden. Debe ser parte de la solución, no del problema. Eso requiere terminar con la cultura del soborno, y también, una supervisión férrea de la fuerza policial en servicios de seguridad. No sirve de nada aumentar los salarios si no se termina con la corrupción; y el soborno es parte de ella.

Impulsar una campaña nacional bien diseñada para combatir la embriaguez en el volante, y multas grandes para aquellos que se encuentren manejando embriagados.

La circulación de motores tiene que ser bien regulada, y solo una Policía eficiente y honesta puede lograrlo. La infracción a las leyes no puede ser una diversión nacional, y muchos motoristas tienen que ajustarse.

¿Cuántos muertos y heridos más se necesitan para iniciar un cambio real?

Se aprobó una nueva ley de tránsito y todavía no se ven cambios. De nuevas leyes estamos hartos, y de nuevas instituciones requeté hartos.

Se necesita respeto a las leyes y quién imponga con legítima autoridad las leyes.

El costo humano y material de tantos muertos y heridos es demasiado alto, y la inmensa mayoría de los accidentados son personas menores de 40 años. Una inmensa tragedia.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/cuantos-muertos-y-heridos-mas/

 

¡Gracias, Tony Raful! enero 24, 2018

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 1:14 pm

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 24 de enero de 2018 en el periódico HOY 

Me conmovió inmensamente leer tu artículo de ayer, martes 23 de enero en el Listín Diario, ¡Se me murió mi maestra! sobre mi tía Gladys Jacobo, fallecida el pasado 15 de enero en su casa, la de las altagracianas, en Santiago. Como bien dices, ella vivió toda su vida sin pretensiones, sin grandes deseos materiales, dedicada a la oración y a la enseñanza. Falleció cuando se le acabó el respiro a pesar del oxigeno que tenía conectado; fue el momento que pautó su quebranto, que la postró por casi un mes entre la clínica y la casa. En ese trajín final de la vida la acompañamos.

Nació en 1934, y ya antes de los 20 años había ingresado al magisterio. Fue una de las primeras mujeres maestras en el Colegio de la Salle de Santiago, y así se inició el lasallismo en nuestra familia.

Recuerdo que, en el turbulento principio de la década de 1960, nos tocó ser víctimas de la explosión de una bomba que lanzó la Policía contra las fuerzas anti-trujillistas en el barrio los Pepines de Santiago. Aquello ocurrió en la calle General Luperón, entre las calles 16 de Agosto y General Cabrera. Recuerdo vagamente que rápido volvimos a la casa de dos pisos en la 16 de Agosto, desde donde veíamos, por una pequeña ventana, los enfrentamientos. El color verde de la casa fungía como símbolo de tranquilidad y esperanza en medio de la violencia. Ahí vivíamos la familia extendida, y ahí también llegó a vivir la legendaria altagraciana Alicia Guerra.

De esas experiencias tempranas en los años de 1960 surgió mi interés por la política, que hasta el día de hoy me acompaña.

De Gladys y de mi mamá aprendí a valorar el magisterio, a llamarme maestra en el sentido más simple y pleno de la palabra. Gladys fue maestra en Santiago, en San Pedro de Macorís, en Gualey, en los Prados. Enseño a ricos, clase media y pobres. La clase social era irrelevante, su misión era la misma: enseñar. Decía con su típica paciencia que todo ser humano tiene derecho a la educación, a un techo y a un trabajo digno. En el año 2006 fue reconocida con el premio “Educadora Católica”.

Su vocación por el servicio superaba los desafíos, y en ese sentido asumió el espíritu del grupo religioso al que se unió desde muy joven: el Instituto Secular Nuestra Señora de la Altagracia. Servir en medio de la gente.

Asumió el catolicismo sin estridencias ni absolutismos, y su devoción fue profunda e inquebrantable. Decir que toleró mis cuestionamientos y críticas es testimonio de su tolerancia, su paciencia, su tranquilidad existencial.

Vengo de una familia profundamente católica, católica desde siempre, desde los bisabuelos que en mis primeros años de vida llegué apenas a conocer. Mi interés por lo social y lo político ha estado siempre marcado por el humanismo que señala el bien religioso.

Y debo admitir que, tener una tía dedicada a la vida religiosa me ha dado siempre fuerza interior para valorar la inmensa importancia de la dimensión espiritual de los seres humanos, y a la vez, cuestionar las ideas, que, desde las mismas religiones, pienso que tergiversan el propósito fundamental de lo religioso: hacernos mejores seres humanos.

Días antes de morir, mi hija le preguntó a la tía que mensaje quería enviarle a sus sobrinos. Su respuesta fue: “que sean responsables”. Con esa difícil y gratificante encomienda nos quedamos.

Gracias del alma Tony. Tu artículo me motivó a escribir este.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/gracias-tony-raful/

 

PRM, dos grandes pruebas enero 17, 2018

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:04 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 17 de enero de 2018 en el periódico HOY 

Al comenzar el año 2018, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) inicia el período más importante de su corta historia. Surgió para aglutinar el sector que salió del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y en las elecciones del 2016 demostró representar la mayoría del voto perredeísta. Como estreno, esa masa votante es un gran legado que ahora le toca preservar y aumentar para poder ser competitivo en futuras contiendas electorales.

Hacia el 2020, el PRM enfrenta dos pruebas cruciales: la selección de sus autoridades y la selección de las candidaturas.

La primera prueba ya se inició; es la selección de sus nuevos directivos programada para mediados del mes de febrero. Actualmente predomina el debate de quiénes serán los candidatos a ocupar puestos de dirección, y si estos deben contar o no con el apoyo de los principales líderes. Lo fundamental es que se celebren elecciones con el padrón establecido, que los votos sean fidedignos y se cuenten bien.

Es perfectamente normal que los principales líderes del partido apoyen candidatos específicos, y es cierto que tales apoyos pueden beneficiar esos candidatos (las elecciones nunca son totalmente equitativas). Lo que no pueden hacer los principales líderes es suplantar las votaciones por acuerdos previos. Los miembros del PRM deben tener la oportunidad de emitir sus votos con libertad por los candidatos de su preferencia para dirigir el partido.

El otro punto central en esta fase de selección de autoridades es que los elegidos traigan aires frescos al PRM. Para crecer y proyectarse como un partido con real potencial de triunfo en las elecciones del año 2020, el PRM tiene que abandonar la herencia divisionista y derrotista del PRD, y para ello, los líderes y las ideas deben renovarse. De lograrlo, el PRM habrá pasado con éxito su primera prueba de fuego.

La segunda prueba se presentará con la selección de candidatos a las elecciones del año 2020. Esa será la tarea compleja del 2019. Para ello, el PRM tiene como lección la experiencia del 2016. Sus posibilidades de triunfo aumentan exponencialmente cuando llevan candidatos con legitimidad en la sociedad.

Un partido en la oposición, que arrastra por herencia una historia de desaciertos políticos de sus dirigentes, no puede darse el lujo de ignorar ni engañar a la sociedad. Para avanzar electoralmente, el PRM necesita generar mucho entusiasmo y reales esperanzas; si no, se le hará muy difícil ganar las elecciones del 2020, por más hartazgo que haya en el electorado con el PLD.

La selección de la candidatura presidencial será crucial. Debe haber una competencia democrática, pero no puede haber traición ni en el proceso de precampaña ni después de la selección. El PRM no está en condiciones sólidas para darse el lujo de escenificar pleitos de tendencias ni boicoteos.

Para caminar hacia una victoria electoral necesita gestar competencia, por un lado, y capacidad de unidad por otro. En la democracia, la competencia es fundamental porque permite generar opciones, pero una vez concluido el proceso de competencia, los partidos tienen que lograr la unidad de dirección y propósitos. Si no, la competencia se vuelve riña, y las riñas terminan produciendo autodestrucción. He ahí las experiencias autodestructivas del PRSC y del PRD, que sirven como muestra de cómo hundir partidos que en una época concitaron gran apoyo electoral.

El sistema de partidos en la República Dominicana está muy debilitado y se encuentra en su peor momento. El crecimiento y fortalecimiento del PRM serviría para detener el progresivo deterioro del sistema de partidos.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/prm-dos-grandes-pruebas/

 

Cartelera política dominicana enero 10, 2018

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:23 am

Rosario Espinal

Articulo publicado el miércoles 10 de enero de 2018 en el periódico HOY

A partir de ahora, el país podrá ver varias telenovelas políticas que entretendrán a los fans. Las dos principales son: “El PLD al rojo vivo” y “El PRM en la cuerda floja”.

El danilismo y el leonelismo se tornarán más irreconciliables, aunque el Comité Político todavía funcione. Hacia adelante, el danilismo no querrá soltar las riendas, y tiene un gran dominio del partido y del gobierno. El leonelismo, por su parte, no se rendirá sin echar más peleas. El danilismo no tiene aún un sucesor identificado para reemplazar a Danilo Medina en la candidatura presidencial. El leonelismo está enfocado en Leonel Fernández, ni siquiera en su esposa que goza de mayor simpatía. Pinta conflictos al rojo vivo.

La magnitud de los conflictos será mayor o menor en función del nivel de aprobación de la gestión del presidente. Si repunta la aprobación, Danilo podrá sofocar los conflictos intra-partidarios. Si sigue bajando, aumentarán inmediatamente los niveles de conflictividad en el PLD y en la política dominicana en general. Se abriría entonces una ventana de oportunidad para la oposición.

El PRM, formado al vapor para competir en las pasadas elecciones, tiene el reto de construir el partido y armonizar las diferencias entre las tendencias de Hipólito Mejía y Luis Abinader.

Asuntos a dilucidar: ¿Quién tendrá el control del partido: Hipólito o Abinader? ¿Se enfrentarán o armonizarán? ¿Crecerá el partido? ¿Quién será el líder a encabezar la candidatura presidencial? ¿Se reorganizará la dirección? ¿Dominará la vieja guardia o se abrirán espacios de dirección a los jóvenes electos? ¿Logrará el PRM proyectar una imagen y visión de partido moderno, o sucumbirá ante el predominio de las viejas prácticas del perredeísmo?

Si el PRM logra articularse y crecer, entonces habrá un partido de oposición con posibilidades de llegar al poder en el 2020. Si fracasa en el intento, eso se traducirá en ventaja para el PLD. No hay que olvidar que el PLD lleva 20 años creciendo a expensas del PRD y del PRSC, y el PRM podría servir el mismo propósito si no administra bien sus conquistas electorales. Está en la cuerda floja.

En el PRD, aunque disminuido, se librarán también batallas. Los disidentes internos seguirán intentando despojar a Miguel Vargas de la jefatura, aunque no será fácil. Controlar la franquicia es fundamental para negociar con el PLD, o con cualquier otro partido, y lograr beneficios pírricos es lo único que puede hacer el PRD en estos momentos. No es posible desarrollar membresía ni simpatías propias en la condición de socio en una alianza donde otro partido es dominante. Si el PRD sigue siendo lo que es hoy, recorrerá el mismo camino que el PRSC. Ambos tienen dirigencias hábiles para buscar ventajas, pero han perdido el arraigo electoral.

Del PRSC hay poco que esperar. Es un partido electoralmente colapsado por múltiples divisiones. Sus dirigentes usan la franquicia para agenciarse posiciones electivas o designadas. Aliarse al PRM fue un golpe de suerte para asegurar el 5% de los votos que necesitaba en el 2016 para recibir muchos millones del financiamiento público de partidos hasta el 2020.

Muchos de los llamados partidos minoritarios seguirán haciendo negocios con el PLD; son parte del bloque gubernamental. Y los que abandonaron la alianza peledeísta (FNP, PQDC, PUN y APD), esperan que resurja Leonel para reintegrarse a la coalición peledeísta de la que tanto usufructuaron.

En todo este tejemaneje hay una evidencia clara: el Estado sigue siendo el gran botín de reparto y los políticos luchan por ser los agraciados. Falta una real esperanza.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/cartelera-politica-dominicana/

 

 
A %d blogueros les gusta esto: