ROSARIO ESPINAL

VENTANAS EN EL ESPACIO

¿Reelección o no? Impacto en el PLD agosto 27, 2014

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:41 am

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 27 de agosto de 2014 en el periódico HOY

Siempre dijo que gobernaría por cuatro años y se iría a su casa satisfecho de la misión cumplida, pero ahora abrió la interrogante. Danilo Medina habló de tomar una decisión definitiva en la fecha fatal, si fuese necesario; es decir, el próximo año.

No afirmó que buscaría la reelección; y de hecho, mencionar la fecha fatal fue una manera de decir que no se repostulará. De todas maneras, su planteamiento, por primera vez ambiguo, tiene consecuencias importantes en el PLD. Crea incertidumbre entre los precandidatos, deja en el limbo político a muchos activistas, y abre el abanico de candidaturas presidenciales en ese partido.

Para comenzar, los precandidatos del PLD tienen ahora que montar sus campañas con la interrogante de sí Medina irá o no. Eso limita el accionar entusiasta de los aspirantes y mantendrá las fuerzas electorales del PLD un tanto constreñidas.

Por otro lado, para beneficio de Medina, su declaración mantiene enfilados en el gobierno a muchos peledeístas, que de saber definitivamente que Medina no irá, se colocarían desde ya con algún precandidato. Como resultado, las declaraciones de Medina bajan por el momento el nivel de euforia y activismo electoral entre los peledeístas, y en el país en sentido general.

Tres razones fundamentales se mencionan para señalar que Medina no buscará una respostulación. Que es un hombre de palabra y ha dicho que no va, que necesita los votos de los legisladores de Leonel Fernández para modificar la Constitución y no los conseguirá, y que no necesita una aventura reeleccionista porque con su alta popularidad puede volver tranquilo en el 2020.

De esas tres, la primera no tiene fuerte precedente en República Dominicana ya que quienes más repitieron que no se repostularían (Joaquín Balaguer e Hipólito Mejía) lo hicieron. Las otras dos tienen más peso porque para una modificación constitucional, Medina necesitaría ciertamente el apoyo de Fernández y también de algunos legisladores de la oposición. Todo eso tiene un costo económico y político.

Paradójicamente, a quien más le conviene una modificación constitucional y la respostulación de Medina es a Leonel Fernández. Eso le daría más tiempo para recuperar el capital político perdido durante su último gobierno; Medina dejaría una Constitución con posibilidad de repostulación, de manera que si Fernández volviera al poder en el 2020, tendría la posibilidad de repostularse en el 2024; y Medina quedaría desvalorizado como un politiquero más que no cumple con su palabra.

Pero hay un asunto más importante para el PLD en las recientes declaraciones de Medina. Si surgiera una opción electoral opositora con posibilidades de triunfo, el mejor candidato del PLD para enfrentarla en el 2016 sería Danilo Medina. Por eso, al dejar entreabierta la posibilidad de una repostulación, Medina expandió el abanico de candidaturas presidenciales en el PLD, y ese es el único escenario en que el Comité Político de su partido contemplaría la reelección.

No creo que Danilo Medina buscará una repostulación porque políticamente tiene más por perder que ganar, pero si la piña se pone agria para el PLD ante una eventual fortaleza de la oposición (que ahora mismo no existe), ya está abierta la puerta de la reelección.

Novato no es en política, como ha dicho el propio Medina; y la Constitución Dominicana sigue siendo, lamentablemente, un pedazo de papel que se cambia a conveniencia de los más fuertes. Por eso el tema de la reelección vuelve y vuelve, y han sido muchos los aventureros que la han impuesto hasta con rechazo del pueblo.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/reeleccion-o-no-impacto-en-el-pld/autor/rosario-espinal/

Anuncios
 

El embudo del PLD agosto 20, 2014

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 12:07 pm

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

 Artículo publicado el miércoles 20 de agosto de 2014 en el periódico HOY

El modelo económico del PLD se ha basado en agrandar el presupuesto nacional con endeudamiento y aumento de impuestos para sustentar el Estado clientelar, aunque el flujo de capital internacional por inversión directa, préstamos y lavado ha contribuido a mantener cierta estabilidad cambiaria.

Este modelo no se ha sustentado en ampliar significativamente la producción de riqueza nacional, ni tampoco la redistribución de recursos para lograr mayor equidad social. Por eso mucha gente se empobrece en medio de la aparente prosperidad que se observa sobre todo en el sector financiero y la construcción. Un grupito se beneficia mientras la mayoría ve sus ingresos reales disminuidos.

Para amortiguar los efectos negativos de este modelo económico, el Estado ha expandido las transferencias directas de dinero  a sectores pobres a través de los programas de tarjeta Solidaridad. Es un subsidio minúsculo a nivel individual o familiar (en promedio unos mil pesos mensuales), pero rentable para el partido gobernante a nivel clientelar.

En este contexto, el sector empresarial dominicano ha tenido escaso desarrollo, sigue siendo altamente dependiente de las concesiones del Estado, crea pocos empleos y aún menos de buena calidad, y utiliza ampliamente la mano de obra inmigrante ilegal haitiana dispuesta a trabajar por bajos salarios.

Como resultado, muchos dominicanos son fácilmente desplazados del mercado laboral, o simplemente se auto-marginan por falta de incentivos aceptables para enrolarse en el empleo formal. Otros dominicanos han emigrado en busca de mejoría y son también reemplazados por inmigrantes indocumentados haitianos.

Dado lo anterior, la empleomanía en el gobierno ha aumentado mucho. En el Estado las condiciones laborales son más llevaderas que en el sector privado; incluso muchos tienen botellas donde cobran sin trabajar, o simplemente se dedican al activismo político con sueldos gubernamentales. Otros entran al sector informal, donde se concentra la mayoría de los dominicanos porque derivan ingresos más altos que en empleos formales, o porque no encuentran mejor trabajo.

Este modelo económico opera como un embudo para amplios sectores sociales. Los salarios no aumentan al ritmo de la inflación, y los impuestos cada vez más altos despojan a los sectores medios y bajos de recursos. En general, la población pierde poder adquisitivo.

A pesar del empobrecimiento, muchos dominicanos han aceptado este modelo económico sin grandes protestas por la relativa estabilidad macroeconómica que lo ha caracterizado hasta el momento, y también, porque no encuentran una alternativa política que ofrezca otro modelo. El PRD no ha gobernado bien en el pasado, y el modelo peledeísta se evalúa con frecuencia en relación a los fracasos perredeístas que han devenido en inflación y devaluación exorbitante como ocurrió en 2003-2004.

Pero este modelo económico de embudo no es sostenible en el mediano plazo. El endeudamiento excesivo trae eventualmente los cobros compulsivos y el consecuente retiro de capitales cuando los riesgos del país aumentan en el mercado internacional. Además, los aumentos frecuentes de impuestos para cubrir los déficits fiscales irritaran cada vez más a la población y se revertirán sobre el PLD, aunque la suerte le haya acompañado hasta ahora.

Por ejemplo, en octubre de 2012, mucha gente culpó a Leonel Fernández del déficit fiscal y la reforma impositiva, mientras Danilo Medina salió ileso del conflicto, dando estabilidad a su gobierno. Pero hacia adelante, será difícil para Medina sostener el nivel de gasto público y endeudamiento actual sin recaudar más. El ITBIS en muchos productos va por 18%.

El anunciado impuesto a las compras por internet de menos de 200 dólares es el preludio de los impuestos por venir, y un parche para la magnitud del déficit fiscal y el endeudamiento del gobierno.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/el-embudo-del-pld/autor/rosario-espinal/

 

De Leonel a Danilo: ¿estilo? agosto 13, 2014

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 10:05 am

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 13 de agosto de 2014 en el periódico HOY

La diferencia fundamental entre Leonel Fernández y Danilo Medina es de estilo presidencial, pero el estilo incide en las emotividades políticas, y parcialmente, en las políticas públicas.

En Leonel Fernández predominó el estilo argumentativo-impositivo, mediante el cual el político asume que a través del argumento puede convencer e imponer su agenda. En Danilo Medina predomina la practicidad.

El estilo argumentativo-impositivo fue políticamente rentable en sociedades iletradas y rurales, y todavía persiste en algunas sociedades de alta pobreza como República Dominicana. Pero en el mundo actual, aún en sociedades pobres, se hace cada vez más difícil gobernar por imposición, ya que la clase media ha aumentado y la globalización de la comunicación ha desencadenado múltiples formas de aprendizaje y criticidad.

A Leonel Fernández le tocó ser el primer presidente en el ocaso de los tres grandes caudillos de la política dominicana post-trujillista. Joaquín Balaguer, Juan Bosch y José F. Peña Gómez utilizaron en diversas modalidades el estilo argumentativo, y Fernández pudo insertarse con facilidad en esa tradición por su formación política y capacidad de oratoria.

Balaguer utilizó el estilo argumentativo de manera despiadada, para justificar incluso lo peor. Bosch gobernó poquísimo, por lo cual, su estilo argumentativo tomó la modalidad profesoral. Peña Gómez nunca llegó a la presidencia y utilizó el estilo argumentativo para movilizar las masas.

Leonel Fernández sedimentó su estilo argumentativo desde el poder. En los inicios, su verbo era ventajoso porque lo vinculaba a la tradición del caudillismo ilustrado dominicano. Con el tiempo, sin embargo, fue perdiendo fuerza porque los argumentos se utilizaban para rechazar o desestimar importantes demandas sociales.

Un caso paradigmático fue la lucha por el 4% del PIB para la educación. Fernández malgastó mucho capital político para oponerse, argumentando que lo necesario era la calidad no la cantidad. Nadie cuestionaba la necesidad de mejorar la calidad, pero también había que aumentar la cantidad.

De 2004 a 2012, Fernández perdió la oportunidad de aprobar un presupuesto con el 4% para la educación como lo consignaba la Ley General de Educación desde 1997, y también la oportunidad de establecer un vínculo de credibilidad con los sectores sociales que luchaban por el 4%.

Leonel Fernández utilizó también el estilo argumentativo para colocarse explícitamente por encima de los demás, incluidos los políticos de la oposición, al repetir que no sabían conceptualizar.

Danilo Medina, estratega consumado y de verbo limitado, escogió un estilo presidencial de practicidad.

Ante los grandes problemas nacionales, Medina consulta, escucha, espera, y luego, cuando todo el país aguarda una respuesta presidencial porque el debate se agota, toma una medida. Así sus decisiones aparecen más consensuadas que impuestas, y eso tiende a satisfacer a la mayoría, incluso a algunos que no estén de acuerdo con el contenido de la medida.

Las visitas sorpresas han encajado perfectamente con ese estilo. El Presidente convoca una comunidad, escucha, y luego toma medidas en función de las solicitudes o necesidades sentidas.

La credibilidad política de Medina también se ha solidificado al cumplir algunas promesas de campaña. Por ejemplo, Medina pactó que establecería el 4% para la educación en el Presupuesto Nacional de 2013 y así lo hizo.

Esto no significa que muchos de los problemas del país se han resuelto, pero el estilo presidencial ha incidido en el alto nivel de aprobación que registra Medina en las encuestas. La gente lo ve cercano y envuelto, afable y respetuoso, aunque todavía falte mucho por corregir de lo que está mal y mucho por hacer de lo que nunca se ha hecho. Aquí está el reto de los próximos dos años.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/de-leonel-a-danilo-estilo/autor/rosario-espinal/

 

Un país chikungunyado agosto 6, 2014

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 9:20 am

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 6 de agosto de 2014 en el periódico HOY

La palabra suena y resuena en todos los confines de esta tierra: chikungunya, chikun, chinkun, chinkuncuya, cinkungunya, chunkuncuya, o la maldita cosa esa, según dijo una mujer frustrada con este difícil vocablo.

La he buscado en el diccionario y pronunciado muchas veces para no equivocarme, pero aun así, a veces pongo la “n” en el lugar equivocado. ¿Y e’ fácil?

Ya podemos declarar este país chikungunyado. Doscientos mil afectados dicen unos, un millón dicen otros; y no sabemos cuántos más serán víctimas de la pandemia. De cinco a siete millones vaticinan el total. ¿Pero a quién creer? ¿Al Ministerio que esconde? ¿Al Colegio Médico que suma y anuncia?

El virus llegó de tierra lejana y entró por el puerto de Haina, donde según la gente, hasta desechos nucleares han echado a cambio de prebendas. Luego se expandió a velocidad huracanada en medio de apagones, sequía, incendios, falta de agua, basura, accidentes de tránsito, delincuencia, feminicidios, y jóvenes embarazadas como si vivieran en Escandinavia.

Los hospitales están abarrotados y atestiguan la pandemia, aunque dice Salud Pública que hay menos enfermos en las emergencias. ¿Será porque el mal se hizo hábito, y todo el mundo sabe que con acetaminofén y mucho líquido se calman las penas?

La fuerza laboral dominicana está adolorida y el ausentismo abunda. Para colmo, algunas voces prominentes del empresariado han declarado que los sueldos de los trabajadores no son bajos. El gobierno ha replicado diciendo que los informales ganan más que los formales. ¡Ay caramba! Y dizque quinientos mil dominicanos han salido de la pobreza en los últimos dos años, según la propaganda de aniversario. Pregunte en la calle y verá mucha gente refunfuñando.

La lluvia, o las trochas, sofocaron el gran incendio, y dicen que la foresta resurgirá nueva. Que reine la esperanza en medio de los escombros.

Los apagones dizque son financieros; es siempre el mismo cuento. Unos pagan y otros roban; así no hay progreso. En barrios enteros no llega el agua desde hace tiempo y a golpe de latitas dejan los moradores el pellejo. ¿La basura? Está por doquier llena de moscas, mosquitos, cucarachas y ratones que vuelan, pican y ruyen.

El tráfico es otro desastre. Los motoristas se creen dueños del universo y violan todas las reglas; y los conductores vuelan en yipetas, camiones y camionetas. Con razón hay tantos accidentes, y en este amargo renglón estamos entre los primeros.

Recientemente publicaron las estadísticas de feminicidios y el 2014 va peor que el anterior. Muchas jovencitas, sin embargo, cometen el error de salir embarazadas, y algunas son violadas. Desertan de las escuelas o son expulsadas, y de ahí en adelante su vida es un despeñadero. Del primer hombre pasan al segundo y al tercero. En el camino dejan una prole que no pueden atender bien ni siquiera con la ayuda de los abuelos.

Que se sepa, en este país caliente y superpoblado no hay educación sexual en las escuelas porque a unos cuántos en las iglesias les molesta que hablen de sexo. Mientras tanto, los jóvenes se reproducen como conejos y la delincuencia prospera.

Para alcanzar la felicidad en este país chikungunyado, hay bachata, merengue y muchas bancas de apuestas. Uno se pregunta: ¿quiénes ganan tanto dinero para hacer tantas apuestas?  Es un verdadero misterio.

Como último cuplé, el gobierno, desesperado por dinero, anunció que cobrará impuestos a todas las compras por internet. Andan muy molestos los jevitos y dijeron que irán a la Lira desnudos en protesta. Si esto ocurriera, recomiendo ponerse repelente en todo el cuerpo para que los mosquitos chikungunyados no hagan estragos.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/un-pais-chikungunyado/autor/rosario-espinal/

 

 
A %d blogueros les gusta esto: