ROSARIO ESPINAL

VENTANAS EN EL ESPACIO

Legisladores, vergüenza deberían tener septiembre 26, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 1:16 pm

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 26 de septiembre de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN 

Cuando los legisladores de un país aprueban el aumento de las penas a menores de edad como mecanismo disuasivo de la delincuencia estamos ante políticos incapaces de asumir sus responsabilidades con ética y coraje.

La aprobación la semana pasada por la Cámara de Diputados de un aumento de las penas máximas de 3 a 10 años de reclusión a menores que delinquen en edades entre 13 y 15 años, y de 5 a 15 para los de 16 a 18 años, es un acto de irresponsabilidad política, aunque lo aplauda la mayoría de la población, que con justa razón, se siente aterrada por la delincuencia.

Durante largo tiempo se ha debatido en muchas sociedades el papel de la pena en el combate a la criminalidad. Muchos han creído que al aumentar las penas, los delincuentes potenciales desistirán por miedo a una larga condena.

La evidencia científica es inconclusa porque nunca se ha podido aislar la magnitud de la pena de otras condiciones. Por ejemplo, la disminución de la delincuencia en Estados Unidos en la década de 1990, donde se ha cacareado que fue por más encarcelamientos y mayores penas, se produjo en medio de prosperidad económica, del uso de nuevas tecnologías de investigación policial y el envejecimiento de la población. Además, Estados Unidos es el país con más presos per cápita en el mundo.

Volviendo al caso dominicano y a los menores, es cierto que muchos niños y jóvenes, sobre todo de familias de bajos ingresos, están insertos en la delincuencia, fenómeno que se ha agudizado por el avance del narco y del micro-tráfico.

Pero independientemente de la capacidad que hayan desarrollado para delinquir, la investigación sicológica indica que los menores de edad tienen menor desarrollo cognitivo para establecer la relación entre acción y peligro. Por eso muchas veces los jóvenes incurren en acciones que a los adultos les parecen descabelladas o aberrantes.

Pensemos en estas preguntas: ¿tiene un niño dominicano de 14 años conocimiento del Código del Menor? ¿Es su predisposición racional discernir que si mata para robar le pondrán 10 años de cárcel en vez de tres? ¿Lo piensa cuando se involucra en una ganga criminal para obtener dinero y poder? Probablemente la respuesta a todas estas preguntas sea un no, y por eso, el argumento de que mayores penas a los menores será un disuasivo tiene un débil sustento.

Asumamos por un instante que los niños y jóvenes delincuentes tienen una racionalidad altamente desarrollada. Si así fuera, entonces pensarán que si caen presos encontrarán la forma de salir de la cárcel antes de cumplir la condena como hacen otros. Ahí tampoco actuaría como disuasivo la magnitud de la pena.

Si la cárcel se concibe como rehabilitación, no sólo castigo, ¿cuánto tiempo se necesita para rehabilitar un menor de edad: un año, tres, cinco o diez? Y si el objetivo no es rehabilitación, ¿qué hará la sociedad dominicana con esos niños y jóvenes cuando salgan de la cárcel?

Antes de enviar muchos niños y jóvenes presos por muchos años por sus actos delictivos, que sin duda son nocivos, deberían primero ir presos los adultos responsables de no haber invertido lo suficiente en la educación pública para ofrecer oportunidades de desarrollo a la niñez y la juventud dominicana, los responsables del auge del narco y del micro-tráfico, y los responsables de no haber forjado una economía con más y mejores empleos.

Vergüenza deberían tener los legisladores de establecer mayores condenas a menores, en vez de legislar para mejorar las condiciones de vida en la sociedad dominicana. Atención congresistas: la fiebre no está en la sábana

Enlace al periódico HOY: http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/9/25/447918/Legisladores-verguenza-deberian-tener

Anuncios
 

El FMI: ¿y el diablo? septiembre 19, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 9:34 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 19 de septiembre de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN 

Hubo una época que llamar al Fondo Monetario Internacional (FMI), o que viniera por cuenta propia, era ver llegar el mismo diablo. El Fondo era sinónimo de imposición imperial, austeridad, impuestos y devaluación. En los últimos años, sin embargo, los técnicos del FMI llegan al país, se reúnen, evalúan, acuerdan y se van sin que se arme un titingó.

¿Por qué? ¿Es más benévolo ahora? ¿Cambió la sociedad dominicana?

Por la crisis financiera que explotó hace cuatro años en Estados Unidos, el FMI decidió apretar sin asfixiar.

La caída del consumo en las economías desarrolladas obligó a mantener cierta flexibilidad en el sistema económico mundial, de manera que no se generalizara la crisis. Esto favoreció a países como República Dominicana, que pudieron acceder a más recursos vía préstamos bancarios o la emisión de bonos soberanos. He ahí la facilidad con que Leonel Fernández endeudó el país en los últimos años.

Gran parte de esa deuda se contrajo para construir el Metro de Santo Domingo, otras obras de infraestructura, y subsidiar el sistema eléctrico. Mucho de ese dinero fue a parar en manos de peledeístas, reformistas, y otras fuerzas aliadas que acumulan riqueza desde el Estado.

El FMI se ha hecho de la vista gorda, aunque República Dominicana apareciera en el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, como líder en malversación de fondos públicos y mala educación.

Para cumplir con los requerimientos del FMI, el gobierno de Leonel Fernández impulsó varias reformas impositivas sin que se generaran amplias protestas. Una, porque en las más recientes no se aumentó el ITBIS, y dos, porque la oposición política es cadavérica.

Sostener el ritmo de endeudamiento del Estado Dominicano ha dependido también de un flujo significativo de inversión extranjera que genera divisas y estabiliza el peso. Otra será la historia cuando se reduzca esa inversión o se repatrien muchos capitales.

En los últimos ocho años el país también se benefició de los efectos post-traumáticos de la crisis financiera dominicana de 2003-2004, que obligó a establecer controles bancarios. Cuando en 2008 explotó la crisis financiera en Estados Unidos, el sistema dominicano ya había sido rehabilitado y regulado.

Por su lado, la oposición política dominicana sólo habla de catástrofe. Consecuentemente, legitima la presencia del FMI como prueba fehaciente de que las cosas andan mal.

Cuando los técnicos del FMI aterrizan en República Dominicana, ya han sido bendecidos por el gobierno que siempre quiere recursos frescos, y por la oposición que siempre muestra un panorama nacional espantoso y dice no confiar en el gobierno para solucionar los problemas.

Ahora sucede lo mismo: el gobierno necesita dinero para cubrir sus déficits y negocia con el Fondo. Si las medidas de reajuste no son muy duras, se aprobarán con algunas críticas y muchas alabanzas. Si son duras, el horno se calentará porque en el país hay mucha fatiga social.

Algunos altos funcionarios gubernamentales se muestran sabichosos y buscan de excusa para aumentar los impuestos, la necesidad de recaudar más recursos para otorgar el 4% a la educación. Pero ojo, no hay que tragarse ese cuento. En la espiral de préstamos e impuestos acumulados, nunca se contempló invertir más en la educación.

El gobierno de Danilo Medina necesita dinero para pagar los préstamos contraídos por su antecesor, para subsidiar el ineficiente sector eléctrico, cubrir déficits presupuestarios incurridos en campaña electoral, y embarcarse en algunos grandes proyectos que permitan la acumulación de capital a cercanos colaboradores y contribuyan a gestar cierta legitimidad política.

Este círculo vicioso se mantendrá  hasta que el FMI decida apretar y asfixiar, sea en esta ronda u otra.

Enlace al periódico HOY:http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/9/18/446894/El-FMI-y-el-diablo  

 

Garata por los salarios: ¿al zafacón legislativo? septiembre 12, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:19 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 12 de septiembre de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN 

La garata que generó la observada Ley de Salarios fue digna de contemplación con perplejidad. Por largo tiempo se ha dicho que en el Estado Dominicano hay ineficiencia, derroche de recursos, malgasto, muchas botellas, y que los salarios varían de institución en institución sin razones válidas que expliquen la discrepancia.

El proyecto de Ley de Salarios provino del Ministerio de Administración Pública, después de análisis y supuestos acuerdos, así que era de asumirse que la pieza sería aprobada a pesar del forcejeo.

Pero no. Los afectados sacaron dientes y uñas en defensa de sus beneficios. Utilizaron diversos argumentos en comunicados y declaraciones, desde la autonomía constitucional hasta pagar bien para no robar.

Los principales opositores a la propuesta Ley de Salarios fueron los mismos que han adquirido una posición privilegiada en la administración pública: Banco Central, Superintendencia de Bancos, Dirección General de Impuestos Internos, entre otros.

Fue tal la garata en las últimas semanas del gobierno de Leonel Fernández, que el Presidente del Tribunal Constitucional criticó la propuesta ley, violando el protocolo de su investidura que le impide hablar libremente al público ante un asunto que puede llegar a su instancia.

Se sabe que en el Estado Dominicano hay paraísos terrenales. Instituciones donde se respira modernidad burocrática, son altos los salarios, hay buenos beneficios, se trabaja con aire acondicionado, y hay papel higiénico en los baños. Esta es la aristocracia de la administración pública, mientras la mayoría de las oficinas carecen de tales condiciones.

Sin duda, un Banco Central fuerte e independiente es fundamental para la estabilidad económica. Pero ojo: ¿son los recursos del Banco Central privados? Ante la crisis financiera de 2003-2004, ¿quién pagó por los platos rotos que en gran medida fue producto de la inadecuada supervisión bancaria? Pagó el pueblo dominicano con inflación, devaluación, pobreza y aumento de impuestos.

Si se argumenta como hicieron algunos que un técnico del Banco Central debe ganar bien porque ha sido capacitado para sus funciones, ¿no debería decirse lo mismo de los maestros, los médicos o los policías?

Las Altas Cortes, ah sí, necesitan independencia para emitir sus sentencias con objetividad, apego a la ley, y en base a las evidencias. ¿Pero quiere decir esto que pueden establecer salarios a su antojo?

¿Y el Congreso? Hace las leyes y se considera inmune a todo lo que no le gusta.

Una cosa es la independencia para realizar las funciones, y otra es contar con un esquema general de salarios racional y justo en la administración pública.

Todas las instituciones del Estado reciben sus recursos del Presupuesto Nacional, por tanto, la supuesta autonomía financiera que contempla la Constitución para algunas entidades es una falacia.

Si la Ley de Salarios no puede incluir ni al Poder Legislativo, ni a la Suprema Corte de Justicia, ni al Tribunal Constitucional, ni a la Junta Central Electoral, ni al Tribunal Superior Electoral, ni a la Cámara de Cuentas, ni al Banco Central, ni a la Superintendencia de Bancos, ni a INDOTEL, ni a la Dirección General de Impuestos Internos, entonces que no se apruebe.

El Estado Dominicano no debe seguir dividido entre aristócratas y plebeyos como está ahora. ¿Para qué aprobar una ley que mantenga la misma división?

En este país, donde tantos quieren vivir con sueldos altos, yipeta, gastos de representación y jugosas pensiones (todo a costa del pueblo), sucede con frecuencia que cualquier intento de organizar la administración pública se vuelve un tollo.

Así sucedió con la propuesta Ley de Salarios que, en la víspera del cambio de gobierno, fue tirada al zafacón legislativo.

Enlace al periódico HOY: http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/9/11/445932/Garata-por-los-salarios-al-zafacon-legislativo

 

Las mujeres son más inteligentes: ¿lo sabía señor presidente? septiembre 5, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 7:42 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 5 de septiembre de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN 

El pasado domingo 26 de agosto, el destacado neurólogo Dr. José Silié Ruiz, escribió en su columna del periódico HOY un artículo titulado: “Las mujeres son más inteligentes”. El tema vino a propósito de un estudio dado a conocer recientemente sobre los coeficientes de inteligencia de mujeres y hombres. La investigación fue realizada por el Dr. James Flynn en cinco países: Australia, Nueva Zelandia, Estonia, Argentina y Sudáfrica.

El estudio revela que en años recientes las mujeres han sobrepasado ligeramente a los hombres en los puntajes que obtienen en las pruebas de inteligencia. La razón atribuida es el mayor acceso que tienen las mujeres a los bienes que ofrece la modernidad como es la educación.

Las pruebas de inteligencia no son una panacea, y de hecho hay algunos problemas con estas mediciones. Pero tomando las precauciones de lugar, puede resultar un instrumento cognitivo útil.

Traigo el tema a colación simplemente por su dimensión política. Los resultados de este estudio deben servir para reflexionar sobre los niveles de exclusión a que todavía son sometidas muchas mujeres en el mundo, y específicamente, en República Dominicana. He aquí un ejemplo.

En su campaña electoral, el presidente Danilo Medina prometió equidad de género. Ante esta promesa, lo menos que debió hacer fue conformar un gabinete con más mujeres. Y cuando digo más mujeres, que quede claro, no significa nombrar mujeres simplemente por ser mujeres, sino mujeres calificadas para las funciones asignadas, de las que hay suficientes en el país.

Las mujeres son aproximadamente la mitad de la población dominicana, votan en la misma proporción que los hombres, votaron mayoritariamente por el PLD en 2008 y 2012, y no hay evidencia de que sean más brutas que los hombres. No obstante, alrededor del 85% de los puestos en el gabinete de Medina están ocupados por hombres.

Actualmente las mujeres asisten masivamente a las escuelas y a las universidades, y su rendimiento educativo tiende a ser mejor que el de los hombres. Entonces, ¿cuál es el obstáculo para que un presidente entienda que debe mostrar equidad en los nombramientos en las altas posiciones?

Nunca he planteado que las mujeres sean más inteligentes o más capaces que los hombres en las posiciones públicas, a pesar de lo que revela el estudio arriba mencionado. Creo que ambos tienen la misma probabilidad de lograr aciertos y cometer errores.

Lo que me parece injusto e inadmisible es seguir negando oportunidades a las mujeres, que repito, no son más brutas ni más incapaces que los hombres. Sólo el prejuicio y la enraizada práctica machista explican la persistente discriminación contra las mujeres.

En República Dominicana están dadas las condiciones para un salto hacia una sociedad más incluyente, pero ante cada promesa, ante cada esperanza, cada presidente falla. Danilo Medina no ha sido la excepción. Su gabinete tiene poquísimas mujeres.

Las compuertas de la representación política no se abren solas para nadie. No se abrieron solas para Leonel Fernández que subió de la mano de Juan Bosch y Joaquín Balaguer. No se abrieron solas para Hipólito Mejía que ascendió con el apoyo en vida de José F. Peña Gómez. No se abrieron solas para Danilo Medina que llegó con el apoyo de Leonel Fernández.

Nombrar más mujeres en las altas posiciones de la administración pública no es una dádiva, es una cuestión de justicia.

Es muy lamentable que Danilo Medina no haya tenido la voluntad de nombrar más mujeres en su gabinete, a pesar de tanto mencionar la equidad de género en la campaña y en su discurso de toma de posesión.

Enlace al periódico HOY: http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/9/4/444848/Las-mujeres-son-mas-inteligentes-lo-sabia-senor-presidente

 

 
A %d blogueros les gusta esto: