ROSARIO ESPINAL

VENTANAS EN EL ESPACIO

Hipólito, Danilo y Margarita enero 25, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:06 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 25 de enero de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN

Quién va a ganar en mayo es la pregunta que con más frecuencia me hacen en estos días. Muchos dominicanos tienen una respuesta estructurada, pero la pregunta sirve para saber cómo piensan los demás y validar o contrarrestar la opinión propia.

En realidad, no es posible tener certeza de la respuesta, aunque a veces respondamos con convicción. Pero a partir de este mes de enero, las encuestas metodológicamente bien realizadas indicarán con mayor precisión el posible resultado el 20 de mayo próximo.

Siempre será una estimación porque eso hace la estadística, y siempre esta estimación estará sujeta a modificación si cambian los factores socioeconómicos y políticos que inciden en la intención de voto. La política es una actividad humana, y por tanto, mutante.

La encuesta Penn, Schoen & Berland realizada entre el 12 y el 18 de enero muestra datos que permiten identificar las tendencias que se van perfilando en el electorado.

La candidatura del PLD se ha estructurado y la del PRD se erosiona. El candidato del PLD que en mayo de 2011 registró un apoyo electoral de sólo 39%, obtuvo ahora 46%, mientras el candidato del PRD que en mayo de 2011 registró 51% de intención de votos alcanzó sólo 44% este mes. Es decir, Hipólito Mejía bajó 7% y Danilo Medina subió 7%.

¿A qué se debe este cambio? Mejía y Medina son bien conocidos, o sea, no es el mayor conocimiento de los candidatos que da cuenta de estos números.

La razón principal, en mi opinión, es que el PLD compactó su boleta con el apoyo explícito de Leonel Fernández a Danilo Medina, lo que supone la unificación del voto peledeísta y el apoyo de un importante segmento balaguerista.

El PRD, por el contrario, sigue inmerso en una confrontación, a veces explícita y otras implícitas, entre Miguel Vargas, presidente del partido, e Hipólito Mejía, candidato.

Es decir, mientras el PLD se ha unificado en torno a su candidatura, el PRD continúa desunido y no logra consolidar y expandir el apoyo que deriva del descontento de un amplio segmento del electorado con el gobierno.

La diferencia de 46% a 44% no es estadísticamente significativa y eso es positivo para el PRD. Pero hay dos datos muy negativos para el PRD en la encuesta. El apoyo descendió 7% de  mayo de 2011 a enero de 2012, y además, 52% de la población considera ahora que el PLD ganará las elecciones, mientras sólo 42% opina que ganará el PRD. Esto significa que en el electorado se va conformado la aceptación de un triunfo peledeísta, y la diferencia entre 52% y 42% está fuera del margen de error de la encuesta.

La selección de Margarita Cedeño como candidata vice-presidencial ha tenido mayor impacto positivo en tres grupos de votantes que en el pasado han sido cruciales para los triunfos del PLD: los jóvenes, las mujeres, y sobre todo, los reformistas.

De la población encuestada que dijo tener intención de votar por el PLD, 25% indicó que en su decisión influyó la selección de Cedeño como candidata vicepresidencial. Este porcentaje se eleva ligeramente a 28% entre los jóvenes y a 29% entre las mujeres, y a un significativo 50% entre los reformistas.

Es decir, de los reformistas que dijeron tener intención de votar por el PLD, 50% dijo que en su decisión influyó la inclusión de Cedeño en la boleta. Ella ha contribuido pues a compactar el voto balaguerista-leonelista a favor del PLD.

En este ajedrez político, el PRD no puede asumir que ganará simplemente por efecto del desgaste del gobierno.

Enlace al periódico HOY: http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/1/24/411526/Hipolito-Danilo-y-Margarita

Anuncios
 

Pecados capitales del PLD enero 18, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:34 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 18 de enero de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN 

El poder alborota, ofusca y aumenta la riqueza. Es gustoso y celoso. Envanece, cautiva, puede ser insolente e indolente. Sirve para explotar, consolar o adormecer. Es deseado y venerado, a veces rechazado o censurado.

El PLD ha comenzado ya el octavo año en su segunda tanda gubernamental. En este período adoptó a todo vapor malas mañas de la política dominicana: a ignorar el clamor del pueblo, enriquecer su gente, y anquilosar el Estado y el partido.

Cuando asumió el poder en el 2004, con el PRD en picada y el balaguerismo en desbandada, tuvo la oportunidad de escuchar el pueblo, entender sus urgencias y ayudar a transformar la sociedad dominicana. Era lo esperable de la pequeña burguesía ilustrada en los círculos de estudio de Juan Bosch.

Pero no, las prioridades del gobierno peledeísta a partir de 2004 fueron estabilizar la macroeconomía para acceder a préstamos internacionales, e impulsar grandes proyectos de construcción para enriquecer una base política leal vía la inversión pública.

Al estilo balaguerista, la inversión social se mantuvo porcentualmente reducida, incluso en violación a las disposiciones legales. Por ejemplo, la Ley General de Educación establece el 4% del PIB para la educación y en los últimos ocho años nunca se ha llegado cerca de ese número.

La gente ha protestado en amarillo y el gobierno ha repetido la misma inválida excusa: no hay más dinero para educación y no es asunto de dinero.

A través de estos años, el gobierno peledeísta ha ignorado muchas otras demandas sociales, excepto cuando se avecina un proceso electoral y hacen nuevas promesas, o aparecen soluciones momentáneas y a la carrera.

El gobierno se ha dedicado con empeño a engordar los suyos. El alto funcionariado pasó de pequeño burgués a burgués, capitalista o rentista. También han engordado los dirigentes aliados que han recibido grandes recompensas con dinero público por sus alianzas.

Sordo ante las demandas sociales y enfocado en enriquecer sus clientelas, el PLD se ha anquilosado como partido y ha hecho elusiva la cacareada modernización del Estado.

Las estructuras partidarias no se han renovado y cada dirigente ha buscado preservar su cuota de poder. Las reglas del partido se cambiaron cuando no convenían, y los dirigentes han permanecido en sus cargos prácticamente inamovibles. Así el personalismo y el clientelismo florecieron con rapidez en el PLD.

Estos tres pecados capitales: sordera ante las demandas sociales, enriquecimiento de clientelas, y el anquilosamiento del PLD, explican las bajas en las puntuaciones de aprobación que recibió el gobierno en varias encuestas realizadas en el año 2011.

En vez de servir al pueblo como era su lema, el PLD se ha servido a sí mismo. Lo ha logrado en ocho años sin mayores crisis, porque ha mantenido una relativa estabilidad macroeconómica que le distingue de la última gestión del PRD.

Al comenzar el año 2012 es evidente que la sociedad dominicana está lista para un cambio de gobierno. Por eso se infló la intención de votos por el PRD. Pero el principal obstáculo para un cambio este año es que no hay una fuerte oposición política.

El PRD no se ha renovado, repite con el candidato que en el año 2004 salió derrotado en medio de una fuerte crisis económica, y sobre todo, es un partido con los dos principales dirigentes enfrentados. En el resto de la oposición predomina el divisionismo y la miopía política.

De continuar así la campaña electoral, el 20 de mayo se asistirá a unas elecciones de poco entusiasmo y poca esperanza, aunque abunde el ruido del caravaneo y en los medios.

Enlace al periódico HOY: http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/1/17/410545/Pecados-capitales-del-PLD

 

Divide y reinarás enero 11, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:07 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 11 de enero de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN 

Desde la Roma imperial se conoce la máxima “divide y reinarás”. El líder juega a dividir sus contrarios para mantener el reinado. En el caso dominicano, el gobierno del PLD hilvana estrategias de división de sus contrarios y se beneficia electoralmente, pero también es real la tendencia de la oposición a dividirse por sí misma.

Es decir, las tensiones y divisiones que se producen en el PRSC y el PRD provienen no sólo de la estrategia del gobierno de dividirlos, sino también de la dinámica y naturaleza de esos dos partidos. Ambos procesos se conjugan.

Con una fuerte tradición caudillista, era de esperarse que el PRSC pasara por un período difícil después de la muerte de Balaguer. Lo que no era tan fácilmente predecible es la insistente tendencia al divisionismo que ha mostrado ese partido desde el año 2004, motivada por la adicción de los reformistas a los recursos públicos.

Incapaces de aglutinarse en torno a un sistema institucional partidario, y carentes de un líder con buen potencial presidencial, los dirigentes reformistas se han desperdigado. La mayoría pasó a recibir beneficios del erario público con el gobierno del PLD, que asignó importantes posiciones estatales para incorporarlos.

La supuesta reunificación del PRSC a fines de 2008 fue una farsa. El propósito, y ahí estuvo la mano del gobierno, fue poner la organización bajo la dirección del canciller Carlos Morales Troncoso, el reformista con mayor vínculo orgánico al presidente Leonel Fernández. Así se dilató la selección de un candidato presidencial, hasta hacer inviable una participación importante en la contienda electoral.

Para el PLD, la incapacidad de la dirigencia reformista para restructurar el PRSC y encaminarlo hacia una victoria electoral, ha sido tabla de salvación. En su condición de partido minoritario hasta 1986, el PLD necesitaba votantes del PRD o del PRSC para crecer. En 1990 los tomó del PRD, y a partir de 1996 han provenido de la franja reformista.

Hoy, con un PRSC colapsado, el PLD camina más fuerte hacia la confrontación con el PRD.

Los perredeístas, aunque se han mantenido unidos a pesar de fracasos y derrotas, tienen un largo historial de luchas de tendencias que ha mermado la capacidad del PRD para ganar elecciones y lograr mejores ejecutorias gubernamentales.

Su inclinación por las pugnas internas es nuevamente evidente, a pesar del gran resurgimiento en las preferencias electorales en los últimos meses. La inesperada victoria de Hipólito Mejía en las primarias dejó herido y descontento a Miguel Vargas, que parece apostar ahora a la derrota del PRD. En ese andar, Vargas encuentra la ayuda de Fernández, y hace al PRD menos competitivo en las elecciones presidenciales del próximo mayo.

Si el PRD pierde las próximas elecciones, tanto Mejía como Vargas quedarán debilitados, y por ende su partido. Esto otorga mayor espacio de maniobra al PLD en su propósito explícito de gobernar por largo tiempo.

El PLD es una organización política oligárquica, donde un comité político pequeño con miembros de larga data controla de manera casi absoluta la organización. Pero se ha forjado desde 2004 como una gran maquinaria electoral que se fundamenta en el clientelismo y en la debilidad de la oposición para triunfar.

Lo que sucede ahora es que el PRSC se clavó un cuchillo y el presidente Fernández ayudó en el declive para beneficio propio y del PLD.  El PRD también se clava un cuchillo, y Fernández pone su granito halagando a Miguel Vargas con nombramientos en las altas cortes. Esto también beneficia al PLD, aún en medio del descontento con el gobierno que registran las encuestas de opinión.

Enlace al periódico HOY:http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/1/10/409403/Divide-y-reinaras

 

2012, otro año electoral enero 4, 2012

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 4:00 pm

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 4 de enero de 2012 en el periódico HOY y en los portales de Acento y Noticias SIN

De 1994 al 2012, se habrán celebrado en el país 10 elecciones entre presidenciales y congresionales-municipales.

Si pasamos balance a las últimas décadas, las elecciones dominicanas se han hecho rutinarias, son más costosas, más clientelistas, menos fraudulentas y ofrecen menos propuestas. En el caso de las elecciones presidenciales, los niveles de votación han sido relativamente altos, no así en las congresionales-municipales.

Rutinarias quiere decir que las elecciones se han realizado en las fechas y circunstancias estipuladas, con excepción de 1996 cuando se adelantaron por el Pacto firmado en 1994 para salir de la crisis producida por el último fraude electoral del balaguerismo.

Que las elecciones se celebren en las fechas estipuladas y con un nivel de participación aceptable, por lo menos en las presidenciales, es símbolo de fortaleza del sistema político dominicano.

El costo de las campañas ha aumentado, pero también el financiamiento disponible. Los partidos son las entidades más subsidiadas de la sociedad dominicana. Por ley, reciben financiamiento del presupuesto nacional y de personas físicas sin establecerse límite legal al monto. Los partidos en el gobierno se benefician de los recursos públicos para establecer y engordar sus clientelas políticas, y se especula además que reciben dinero de fuentes ilegítimas como el narco.

Reducir el costo de las elecciones es muy difícil porque los medios de comunicación, como grandes beneficiarios de la propaganda electoral, se oponen a la regulación de los anuncios de campaña, y porque los partidos y candidatos dependen más del clientelismo electoral que de las propuestas políticas.

Esta primera parte del año 2012 será copado por las elecciones presidenciales en una competencia reñida entre el PLD y el PRD, que mantendrá la sociedad dominicana sintonizada en lo político-electoral.

El PLD utilizará todas herramientas para ganar. Está unido y como partido oficial tiene la ventaja de los recursos del Estado. El PRD dependerá para una victoria de su capacidad de proyectarse unificado, hacer críticas legítimas al gobierno y generar cierta ilusión en la población.

Será una lucha fundamentalmente de grupos clientelares; unos por quedarse y otros que aspiran a llegar al gobierno. Las clientelas, sean de hecho o aspiración, representan un segmento amplio del electorado. Tienden a votar porque tienen un incentivo específico para hacerlo.

Los partidos minoritarios tendrán un papel muy limitado en estas elecciones. El PRSC, el más grande de los pequeños, ha colapsado. No proyecta a la fecha un candidato propio y muchos de sus dirigentes se han dispersado entre el PLD y el PRD, al igual que los votantes reformistas.

La mayoría de los partidos minoritarios se adhieren al sistema clientelar de los partidos grandes, y los otros han mostrado incapacidad para aglutinarse en torno a una candidatura con posibilidad de captar un porcentaje importante de votantes.

Por otro lado, las elecciones mueven muchos recursos y eso dinamizará la economía dominicana en los primeros meses del 2012, aún bajo las nubes oscuras de la crisis económica internacional que emana de los países del capitalismo desarrollado.

Concluidas las elecciones de mayo, el panorama no parece particularmente halagüeño. Ni el PLD ni el PRD genera suficiente entusiasmo para sortear los problemas económicos, los déficits en los servicios públicos y el aumento en la criminalidad.

Un nuevo gobierno, sea del PLD o del PRD, que oferte más de lo mismo podría generar serios problemas de gobernabilidad después del 2012, y no contará con elecciones cada dos años para distraer la población con promesas de campaña que son generalmente incumplidas.

Esto significa que en el cuatrienio 2012-2016, el gobierno tendrá que actuar mejor para que se mantenga la estabilidad política.

Enlace al periódico HOY: http://www.hoy.com.do/opiniones/2012/1/3/408474/2012-otro-ano-electoral

 

 
A %d blogueros les gusta esto: