ROSARIO ESPINAL

VENTANAS EN EL ESPACIO

¡He aquí los ganadores del pueblo soberano! mayo 25, 2016

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 11:11 am

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 25 de mayo de 2016 en el periódico Hoy 

El PLD: con votos buscados hasta debajo de las piedras se alzó con la presidencia, la mayoría de los senadores, diputados, alcaldes, regidores y distritos municipales. Dejaron poco para el reparto.

El PRM: de la casilla #15 brincó a la #2. Excelente. Qué pidan a Dios por el eterno descanso del divisionismo.

El PRSC: alcanzó 5.6% por llevar en la casilla #3 la foto de Luis Abinader. Obtendrán empleos en varias alcaldías y seguirán recibiendo muchos millones del financiamiento público de partidos. Son hábiles esos dirigentes reformistas.

El PRD: sólo obtuvo 5.8% de los votos pero seguirán recibiendo muchos millones del financiamiento público; también cargos y contratos del gobierno. Han aprendido a negociar bien como los reformistas.

De ahora en adelante cuatro partidos tendrán el estatus de “grande”: PLD, PRM, PRD y PRSC con porcentajes que varían entre 61.8 y 5.6 El sistema de partidos dominicano tendrá larga vida.

Alianza País: el más grande de los chiquitos quedó con 1.8% de los votos, pero mantendrá su reconocimiento legal porque a nivel congresional ganó un diputado nacional.

La APD: su gran hazaña fue triplicar sus votos. En 2012 con Max Puig de candidato presidencial sacó 5,069 votos (0.11%), y ahora con Minou Tavárez Mirabal alcanzó cerca de 16,000 votos (0.34%). Mantendrá el reconocimiento legal porque ganó en la alcaldía de un pequeño municipio sureño.

El partido del Toro: sacó sólo 0.18% de los votos pero Hatuey D’Camps fue el ganador del debate presidencial. Dijo que todo era un bla, bla, bla porque debatían quienes debieron unirse. Culpó a los demás de lo que también él era responsable.

El PQDC: sacó 0.44% en la boleta presidencial, pero en algunas congresionales, actuando de bisagra, sacó más votos. Calificará para un diputado nacional y mantendrá su reconocimiento legal.

La FNP: sólo obtuvo 0.35% de los votos; pero ojo: eso será suficiente para que hablen a los cuatro vientos sobre el muro y los valores cristianos. En este país parece que la legitimidad popular se gana con menos de 1%.

El PUN: Soraya Aquino sacó el menor porcentaje a nivel presidencial (0.12%), pero se lleva el trofeo de la candidata chistosa. A nivel congresional y municipal, actuando como bisagra, el PUN sacó cuchumil votos.

Con la derrota del PUN, el PQDC y la FNP, si a usted le gusta la idea de un gobierno de la Biblia sobre la Constitución, tendrá que visitar un país del Corán, porque aquí, por lo menos en este cuatrienio, no gobernarán ninguno de ellos.

El inefable Karim Abu Naba: postulado por el PDI y el PUN a la alcaldía del Distrito Nacional, lleva 16,276 votos (3.52%). Con el 98% de los votos computados a nivel presidencial y municipal, Karim tiene más votos que Soraya, Hatuey, Minou y Pelegrín a nivel presidencial. ¡Vaya sorpresa!

El emprendedor David Collado se llevó la alcaldía del Distrito. ¡Otra sorpresa! Ni los monos, ni las lucecitas, ni las piscinas evitaron la derrota de Salcedo.

En total, se presentaron 24,442 candidatos para 4,106 posiciones electivas (seis candidatos en promedio por posición). Pasaron varios meses en mano a mano, afiches y caravanas, soñando fantasiosamente que ganarían. Entre los 20,336 perdedores probablemente no hay mucha tristeza porque la mayoría ya se prepara para competir nuevamente en el 2020. Recuerde, en este país los políticos son vitalicios, ganen o pierdan.

El pueblo soberano votó: consciente o inconsciente, ético o comprado. Le guste o no, en el 2020 tendremos nuevamente muchos partidos y candidatos participando y pataleando. Porque aquí, por más farsa democrática, las elecciones encantan.

Enlace al periódico Hoy: http://hoy.com.do/he-aqui-los-ganadores-del-pueblo-soberano/autor/rosario-espinal/

 

PRM: ¿hacia adelante o hacia atrás? mayo 18, 2016

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 3:06 pm

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 18 de mayo de 2016 en el periódico HOY                                                                                

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) ha salido triunfante de estas elecciones si ponemos en contexto la situación de los partidos de oposición y el proceso electoral.

Fue un partido formado al vapor para competir electoralmente con el PLD ante la división del PRD, y luego, ante la alianza PLD-PRD.  No es fácil articular un partido en corto tiempo aunque muchos dirigentes fueran viejos perredeístas. Los partidos, además de activistas y operadores políticos, necesitan forjar conexión con la sociedad, generar esperanzas y credibilidad. El PRM no tuvo tiempo de eso y enfrentó un PLD poderoso.

De todas maneras, el PRM se benefició del voto de una fracción importante del perredeísmo. Obtuvo alrededor del 35% a nivel presidencial, una representación importante en la Cámara de Diputados, alcaldías importantes como la del Distrito Nacional, y se proyectan dos senadurías propias. Ningún otro partido de oposición logró ni siquiera el 2% de los votos a nivel presidencial.

El PRM enfrenta ahora una disyuntiva: entrar en confrontaciones y divisiones, o cohesionarse y crecer. Está en sus manos transitar uno u otro camino.

El primer riesgo proviene de una confrontación si Hipólito Mejía decide buscar la candidatura presidencial en el 2020. Ese sería un paso hacia atrás. A pesar de su carisma natural, por la edad y su tasa de rechazo, Hipólito Mejía no debería aspirar más a esa candidatura. Para legado de liderazgo, ahí está su hija Carolina Mejía que tuvo un magnífico debut en esta campaña.

El segundo riego proviene del propio Luis Abinader, si muestra capacidad o no para conducir el partido y llevarlo a crecer. Un partido sin buena dirección motivaría muchos activistas a buscar otros rumbos políticos, y en captar desencantados es experto el PLD.

Para ser un partido de nueva conformación, el PRM salió airoso de la campaña, pero aún está lejos del 50+1 que necesita para ganar unas elecciones presidenciales en el 2020, y el tiempo electoral vuela.

Para avanzar, la primera tarea del PRM es reagrupar y energizar todo el perredeísmo. Ahí se quedaron cortos en esta campaña. En vez de concentrarse en críticas dispersas al gobierno, debieron enfocarse en apelar positivamente al 47% del electorado que votó por Hipólito Mejía en el 2012. Dado que el PRM obtuvo 35% de los votos a nivel presidencial, alrededor de un 12% se esfumó, y muchos fueron a apoyar la candidatura de Danilo Medina, que subió precisamente alrededor de un 10% entre 2012 y 2016.

Es un hecho que Luis Abinader y Carolina Mejía tienen el potencial de éxito con la base electoral que heredan del PRD, pero les toca ahora recomponerla y dinamizarla.

El PRM apostó correctamente a que el voto se concentraría entre el PLD y el PRM (así sucedió); pero no logró su otro objetivo: la polarización del voto, ya que no pudo cerrar la gran brecha con Danilo Medina. En cerrar esa brecha con el PLD radica su gran reto hacia adelante.

La segunda tarea del PRM es forjar un partido que dé confianza a la sociedad dominicana. Si el partido se enreda en disputas internas, estará enviando el mensaje equivocado. Si se organiza y trabaja inteligentemente, enviará el mensaje correcto.

En estas elecciones se jugó no sólo el triunfo de Danilo Medina y del PLD, sino también el posicionamiento del PRM en el sistema de partidos dominicano. Ese posicionamiento se ha medido ya por la capacidad de concentrar el voto opositor y ganar representación a nivel congresional y municipal. El reto hacia adelante es expandir esa fuerza. La interrogante es si lo lograrán.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/prm-hacia-adelante-o-hacia-atras/autor/rosario-espinal/

 

Harto, harto, harto: sea usted el jurado mayo 11, 2016

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 1:27 pm

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

Articulo publicado el miércoles 11 de mayo de 2016 en el periódico HOY 

El pueblo está harto, se escucha por doquier. La sociedad está en crisis, se perdieron los valores, la inseguridad azota. El cambio viene, tiene que venir; si no, este país se jodió (textualmente así).

El pueblo está harto de la corrupción, es expresión común, pero ojo: no hay políticos en la cárcel, ni siquiera en interrogación. Lo que sí hay es 24,442 candidatos compitiendo para ser electos en una de las 4,106 posiciones a disposición este 15 de mayo. Eso significa que en promedio hay seis candidatos por posición electiva. Entre esos candidatos hay algunos señalados como grandes corruptos, pero ser corrupto no es impedimento en este país para ser político ni candidato.

El pueblo está harto de la delincuencia, ¡claro que sí! La inseguridad se siente en las casas y en las calles, y sólo los pobres caminan bajo el sol radiante o la noche oscura. Quien ande elegante se montará en un carro o yipeta, pero ni siquiera ir montado libra a nadie de la delincuencia, aunque el vehículo (si no está destartalado) dé la sensación de seguridad y estatus.

Mientras tanto, muchos policías siguen asignados a la custodia personal de funcionarios y allegados, y además, hay policías y militares vinculados al narcotráfico, al micro-tráfico, al robo y la incautación de bienes Y en el Congreso Nacional, descansa engavetada la cacareada reforma policial. No les pagan 500 dólares mensuales, pero muchos se las ingenian para ganar más.

El pueblo está harto del caos en el transporte. ¡Eso sí! Es un tema de conversación cotidiana en las grandes ciudades; cada día hay más carros y más impertinencia de los conductores. Los AMET, supuestos jefes del tránsito, lucen distraídos, ineficaces, entretenidos, o tocan el pito cuando los conductores, esperando en una esquina, se distraen chateando.

El pueblo está harto del mal servicio en los hospitales, y de muchas clínicas privadas también. Si no es con un seguro médico o tarjeta de crédito, no hay tratamiento. En los hospitales, la sala de emergencia es antesala al cementerio, y los médicos cuando se alborotan convocan huelga tras huelga.

¿Y qué decir de la basura, la falta de agua y luz? Problemas eternos en este país.

El pueblo está harto de ver las mismas caras en el gobierno. Figuras desgastadas con doce años consecutivos, y todos quieren volver y volver. Son candidatos vitalicios: senadores y diputados, alcaldes y regidores. Los ministros, muchos miembros del Comité Político, sólo cambian de dependencia, si acaso, cada cuatro años.

Con tantos malestares y hartazgo, este 15 de mayo deberá ganar uno de los siete candidatos presidenciales de la oposición. Todos consideran que las encuestas las inventa el gobierno en complicidad con los medios; o que mucha gente que recibe beneficios del gobierno tiene miedo de decir la verdad en las encuestas. Por eso dicen que, aunque el gobierno tenga todo el dinero y mienta, el deseo de cambio del pueblo dominicano prevalecerá.

Ahora bien, ¿y si los datos de las principales encuestas son ciertos? Es decir, si un alto porcentaje de la población vota a favor del gobierno este domingo 15 de mayo, ¿cómo explicar tal evento ante tanto hartazgo?

¿Será que la mayoría del pueblo dominicano es masoquista, que harto de tantos problemas elige precisamente a sus verdugos? ¿Estará el pueblo dopado? ¿Lo corrompieron y cooptaron con tarjetitas? ¿Pudo más el dinero que el hartazgo? O, ¿será que la oposición no inspiró confianza? O, ¿que el pueblo no está tan harto? Sea usted el jurado.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/harto-harto-harto-sea-usted-el-jurado/autor/rosario-espinal/

 

 

¿Para qué tantos partidos? mayo 4, 2016

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 1:57 pm

Foto de Rosario Espinal para BlogRosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 4 de mayo de 2016 en el periódico HOY

En estas elecciones participan nada más y nada menos que 26 partidos políticos. Opciones sobran para escoger. De esos, 19 partidos van en alianzas en torno al PLD o el PRM, y otros seis presentan candidaturas presidenciales separadas.

Si vemos los resultados electorales de años anteriores y las encuestas de ahora, podemos concluir que de los 26 partidos que participan en estas elecciones, quizás cinco obtendrán más de 5% de los votos, y la mayoría ni siquiera alcanzará un 2%. Para su suerte, la mayoría de los partidos minúsculos van aliados al PLD y recibirán beneficios aún sigan, como siempre, chiquiticos.

Todos los partidos con reconocimiento legal tienen derecho a competir en el sistema democrático, ese no es el asunto. La pregunta es, ¿cuál es el beneficio para la ciudadanía de tener tantas opciones inviables?

Las elecciones ocurren en contextos políticos distintos con diferentes requerimientos. Hay elecciones post dictadura como en 1962 en República Dominicana. Hay elecciones post guerra como en 1966. Hay elecciones en contexto de fuerte crisis económica como en el 2004. Hay elecciones en contexto de desplome de todo el sistema partidario (nunca se ha presentado aquí). Hay elecciones en contextos de relativa estabilidad macroeconómica con tradición política de alta identificación partidaria (el caso dominicano actual). En este tipo de contexto, hay cuatro factores que determinan quién puede competir efectivamente y ganar las elecciones.

Primero, tener una sólida base social partidaria. El partido que registra mayor identificación partidaria, es decir, que los votantes prefieren para pertenecer o simpatizar, llevará una amplia ventaja en el proceso electoral. Los partidos de menor simpatía o menos conocidos llevan una carga muy pesada.

Segundo, contar con buena estructura organizativa y recursos económicos. El dinero es importante en una campaña porque todo cuesta (afiches, vallas, caravanas, etc.). Pero la estructura organizativa es fundamental para motivar y movilizar los votantes desde la cercanía, para establecer enlaces con las comunidades, para representar los partidos en las mesas electorales y supervisar el sufragio y conteo.

Tercero, la fortaleza de los candidatos. No hay una fórmula para determinar quién es o no es buen candidato o candidata. Los hay tímidos y extrovertidos, intelectuales y pragmáticos, progresistas y conservadores, etc., etc. Como vivimos en un mundo mediático, lo importante es dimensionar las fortalezas y minimizar las debilidades de los candidatos, atendiendo siempre los deseos de la mayoría de la sociedad en un momento determinado.

Cuarto, el poder de las ideas. Que esto aparezca en la última posición no quiere decir que sea menos importante, sino que, si no se dan las tres condiciones anteriores, es muy difícil que las ideas, por maravillosas que sean, prendan en el electorado. Por eso hay candidatos y partidos con buenas ideas que nunca avanzan.

Los votantes tienen una capacidad limitada para desarrollar afectividades y conexiones racionales con los partidos y candidatos. Esta es una razón fundamental para que existan pocos partidos realmente competitivos y diferenciados, en vez de muchos sin capacidad real de competir como ocurre actualmente aquí.

El sistema democrático necesita partidos fuertes y de arraigo social para que exista la posibilidad de careo y alternancia.

Eso ya no existe en República Dominicana porque dos de los partidos grandes tradicionales (PRSC y PRD) se dividieron y perdieron fuerza, y no han surgido partidos nuevos que encanten un segmento amplio del electorado.

La sociedad dominicana quiere cambios pero no encuentra nuevos rumbos. Espera alternativas confiables y encuentra dispersión de opciones débiles. Ante tanto bla, bla, bla se acomoda a lo que hay y no engrampa con una visión transformadora de futuro.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/para-que-tantos-partidos/autor/rosario-espinal/

 

 
A %d blogueros les gusta esto: