ROSARIO ESPINAL

VENTANAS EN EL ESPACIO

PLD: ¿aupar a Leonel Fernández o a Danilo Medina? abril 3, 2019

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 9:59 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el mièrcoles 3 de abril de 2019 en el periódico HOY 

Ya entró abril, el reloj avanza y los plazos electorales se acortan. Tal cual ocurrió en el 2015, el comité político y el comité central votarán. Cuando eso ocurra, no habrá prácticamente tiempo para lanzar terceras candidaturas. El PLD escogerá entre Leonel Fernández y Danilo Medina. Uno tiene derecho constitucional y el otro no. Si hay que modificar la Constitución, el plazo es aún más corto para las definiciones.

En sentido general, esta disyuntiva muestra que el PLD sufre de “caudillitis”, enfermedad que ha plagado históricamente los partidos políticos dominicanos. Fernández y Medina han cambiado la Constitución para rehabilitarse electoralmente; uno en el 2010 para poder competir en el 2016, y el otro en el 2015 para volver en el 2016.

Durante todos estos años, la estructura del PLD ha quedado anquilosada. Reelección tras reelección en el partido y en el Gobierno. El pugilato se mantiene igual para el 2020.

De partido de cuadros que fue, el PLD pasó a ser una maquinaria electoral efectiva, pero no se democratizó en su estructura organizativa. Al salir de la presidencia en el 2012, la principal tarea de Leonel Fernández como presidente del partido, debió haber sido dedicarse a lograr ese objetivo y no lo hizo.

Ahora las dos figuras máximas del PLD se encuentran atrincheradas. ¿Qué pueden pactar? ¿Qué uno ceda al otro la candidatura presidencial? Porque nadie más tiene la fuerza para competir de igual a igual. Los demás solo pueden aspirar a ser ungidos por uno de ellos, o por los dos en el mejor de los casos.

La atención nacional está centrada en dos asuntos. Primero, si Danilo Medina dejará el paso libre a la candidatura presidencial de Leonel Fernández, o si impulsará un proyecto reeleccionista con el aval de la mayoría del comité político, del comité central y de los legisladores en la Asamblea Nacional. Segundo, qué hará Leonel Fernández si no resulta ser el escogido.

El escenario político es difícil para ambos. Si va por un proyecto de reelección, Medina carece de argumentos sólidos para justificarlo. La reforma constitucional de 2015 fue su hechura, aunque se argumente ahora que limita sus derechos ciudadanos. Además, en esa reforma se estableció una repostulación y nunca más. Entonces, ¿qué tipo de sistema de respostulación se establecería si se hace una nueva reforma? ¿O sería sólo eliminar el transitorio para habilitar a Medina por un período?

Para Leonel Fernández la disyuntiva se centra en qué hacer si vence la respostulación de Medina. ¿Aceptar la derrota, tal cual hizo en el 2015, o salirse del PLD y que lo postule una coalición de partidos pequeños?

Aunque muchos partidos minoritarios sueñan con ser grandes, pocos lo logran. Varios estarían en la mejor disposición de llevar la candidatura de Fernández y así crecer; pero por sí solo, su candidatura no lograría congregar tantos votos. La estructura del PLD es esencial para su triunfo. A la hora de la verdad, la inmensa mayoría de los peledeístas no abandonará camino real por vereda. Muchísimos son empleados públicos o funcionarios electos y apostar a un partido grande será la prioridad.

En las próximas semanas sabremos qué ocurre, y cuando el PLD decida sobre su candidatura presidencial, comenzará a definirse mejor el panorama de todas las candidaturas presidenciales para el 2020.

Los máximos organismos de dirección del PLD enfrentan pues una de las mayores decisiones en su historia: si aupar a Leonel Fernández o a Danilo Medina.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/pld-aupar-a-leonel-fernandez-o-a-danilo-medina/

Anuncios
 

La democracia dominicana: su camino marzo 27, 2019

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 11:17 am

Rosario Espinal

 Artículo publicado el mièrcoles 27 de marzo de 2019 en el periódico HOY

Todo ejercicio analítico en las ciencias sociales es riesgoso. Muchos son los factores que intervienen en el devenir histórico, y a veces se producen eventos inesperados que cambian el curso de los procesos. Con esta aclaración, haré algunos planteamientos sobre el camino de la democracia dominicana, sus escollos y perspectiva.

La democracia electoral dominicana se ancló en sus orígenes a fines de los años 1970 en la estabilidad y fortaleza del sistema de partidos que estructuraron los tres líderes caudillistas del post-trujillismo: Joaquín Balaguer, Juan Bosch y José Francisco Peña Gómez.

Ese liderazgo y las organizaciones partidarias que forjaron, dieron estabilidad al sistema político, tanto en su fase autoritaria de 1966 a 1978, como a partir de la apertura de 1978.

Pero la naturaleza caudillista de los partidos, y el clientelismo ancestral del Estado Dominicano, ahora expandido, han retardado el proceso de modernización de las instituciones gubernamentales y de los partidos políticos.

Los principales cambios en el sistema electoral se registraron en la década de 1990, y fueron producto de las presiones internacionales y de la sociedad civil en medio de las crisis electorales de 1990 y 1994.

Las reformas al sistema electoral, sin embargo, no incorporaron mecanismos que promovieran mayor democratización del sistema de partidos. Por ejemplo, se estableció el financiamiento público de partidos, pero se mantuvo intacto el sistema de recaudación privada. Así, los partidos se convirtieron en nidos de acumulación de recursos económicos, y son las instituciones más subvencionadas de la sociedad dominicana. Se nutren del Estado por distintas vías y del sector privado, lícito e ilícito.

A pesar de que la ciudadanía confía poco en los partidos, un amplio segmento ha indicado en encuestas, a través de los años, que simpatiza por ellos. Esto comenzó a cambiar a fines del año 2016, cuando, por primera vez, las encuestas encontraron un mayor segmento de la población que no se identifica ya con los partidos. Hay que esperar para saber si esta tendencia se profundizará o no en los próximos años.

Mientras la historia de fuertes caudillos y la polarización política sirvieron de sedimento al sistema de partidos en las décadas de 1960 y 1970, el clientelismo y la corrupción ampliada han servido de soporte al partidarismo dominicano a partir de la década de 1980.

Los ejes que articulan la sociedad y la política dominicana en este principio del siglo XXI son la movilidad social vía la política, la migración de dominicanos hacia el exterior y los familiares que sustentan, la economía ilícita como el narcotráfico, y la migración haitiana de mano de obra barata sin posibilidad de reclamos como gusta a los empleadores.

Es una democracia que da cierta apariencia de progreso porque la política, los préstamos públicos, los flujos de inversión extranjera, la economía ilícita y las remesas crean espejismos de prosperidad; pero en esencia, la democracia dominicana es profundamente excluyente y de servicios muy deficientes.

Cuando había competitividad electoral, que permitía canalizar los descontentos, los partidos se alternaban en el poder. Eso se perdió. El PLD gobierna ininterrumpidamente desde el 2004 y la oposición se ha fragmentado cada vez más.

El sistema político dominicano se dirige a producir mayores niveles de insatisfacción en la población, y si no hay una renovación efectiva del sistema partidario y su liderazgo, la fórmula de partidos fuertes que ha sido sustento de la estabilidad política podría resquebrajarse totalmente.

La democracia electoral dominicana camina actualmente por un trecho angosto de posibilidades. La clase política parece insensible a los riesgos.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/la-democracia-dominicana-su-camino/

 

Alerta política marzo 20, 2019

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 10:18 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 20 de marzo de 2019 en el periódico HOY 

Arranca el vuelo. Apriétense los cinturones. Se anuncia mal tiempo. Comenzó la campaña electoral sin calendario ni apego a las leyes, viejas o nuevas. Salieron de la gatera las huestes reeleccionistas y antirreeleccionistas. ¿Choque de trenes? ¿Guerra a muerte? ¿Constitución violada? ¿División? ¿Democracia? ¡Oh no!

Habrá pelea fuerte en el PLD, en el PRM, y en muchos minoritarios que no saben qué hacer para disfrutar del poder.

El panorama se vislumbra incierto y no hay remedio. La gente ya quiere saber quién ganará en el 2020, pero aún no hay candidatos escogidos, ni siquiera están en el roster todos los precandidatos posibles.

Se siente la impaciencia. Se alborotan los activistas, los interactivos, los comentaristas, los terroristas de la palabra en las redes.

Los políticos están dislocándose. Todos fajados a ver si ganan por lo menos un palé. El mismo cántico resuena en las provincias y los municipios. Las mismas ambiciones dibujadas con engaños. ¡Más de lo mismo!

En el PLD sobran aspirantes. ¿Quién estará subvencionando tantos precandidatos sin futuro inmediato? ¿Y hay tantos cuartos para tirar al aire?

El cuadrilátero lo dominan Leonel y Danilo. Uno ya salió de cuerpo entero y el otro de medio cuerpo. Pronto se reencontrarán cara a cara como en el 2015: un ganador y un derrotado. Los demás a su redil; unos minutos de fama, algunos carteles y se acabó.

El PLD es ya prisionero del mal endémico: el caudillismo. La fábrica de presidentes fue un decir, metáfora para los anales de la historia. Danilo y Leonel marcan el ritmo jugando a las escondidas a plenas luz del día. Si no fuera porque la política tiene tantas consecuencias serias, el espectáculo sería digno de una ligera comedia. El acto se inicia patético, realmente patético. Leonel por volver y Danilo por quedarse. ¿Será un replay?

En el PRM falta un cuarto bate. Hipólito estropea los juegos. Abinader espera pacientemente y da toquecitos al pitcher que no alcanzan para llegar a primera. No hay avance y se desalientan las gradas. Mucha gente se queja, mucha gente espera. Los desempleados, los mal empleados, en este país de dádivas estatales. No es fácil estar abajo. Los dirigentes no se dan cuenta porque siempre están arriba, no importa del partido que sean.

La ilusión de una tercera fuerza se va marchitando nuevamente. Y si surgiera, se vislumbra horrenda. Algún fascista podría ser la respuesta al creciente descontento ciudadano por la corrupción y la delincuencia.

La política del cálculo en la que se ha embarcado el PLD generará eventualmente la búsqueda de pasión política. Algún “redentor” prometerá la “salvación”. Pero el país no ha llegado aún al punto de saturación. Para eso se necesita una crisis de la macroeconomía, aunque en teoría no lo entienda la inmensa mayoría.

En el 2020 habrá una guerra de papeletas, y quien más tenga se impondrá. Solo un potente jonronero en el PRM podría detener la avalancha del PLD, después que en el morado se produzca el remate y se coloquen en fila todos los candidatos para volver. Arriba con presión es lo más cercano a la gloria, piensan los peledeístas.

Alerta: el país entra en tiempo de peligro político.

Cuidado con exasperarse, pelear en la calle, o enemistarse por politiquería. No se le ocurra matar ni golpear a nadie en medio de un pique. No arriesgue su vida ni la de su familia. Evite contaminarse con los malos modales de las redes sociales.

Infórmese, reflexione y tome decisiones. Es el mejor antídoto al desparpajo político.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/alerta-politica/

 

Danilo Medina: tollo en el último inning marzo 13, 2019

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 9:44 am

Rosario Espinal

Articulo publicado el miércoles 13 de marzo de 2019 en el periódico HOY 

No sé si el Procurador General de la República actuó por la libre o por encargo. Para los fines de lugar, a estas alturas, el dato es irrelevante. Lo constatado por toda la ciudadanía es que, su actuación contra la magistrada Miriam Germán en la sesión de evaluación pública del Consejo Nacional de la Magistratura, ha sido, hasta el momento, consentida por Danilo Medina, y eso es suficiente para que el presidente sea el dueño del tollo.

Si el Procurador actuó por su cuenta, hizo un trabajo de venganza indigno y chapucero; y si actuó por encargo, peor aún. Desacreditar, sembrar dudas, sobre la calidad moral de la magistrada Miriam Germán en una sesión pública del CNM no era alternativa legítima ni prudente. El debido proceso debe siempre imperar.

Consumados los hechos, el balance político para el presidente Medina es negativo. Veamos.

Poco después de asumir la presidencia en su segundo mandato en 2016, explotó el escándalo internacional de Odebrecht con la sentencia de Nueva York.

En la República Dominicana, en enero de 2017, surgió Marcha Verde, un movimiento social contra la corrupción que congregó la oposición política y un segmento importante de la clase media urbana sin afiliación partidaria, hastiada con la corrupción del PLD.

Marcha Verde fue la piedra en el zapato del gobierno de Medina desde enero de 2017 hasta mediados de 2018.

Por motivos que no vienen al caso analizar en este artículo, Marcha Verde perdió fuerza desde mediados de 2018, y se allanó el camino para que el gobierno terminara el año pasado en relativa calma, con un nombramiento aceptable de cuatro jueces del Tribunal Constitucional.

El discurso del 27 de febrero de 2019 era el momento de afirmación de la recuperación del gobierno, ya sin la piedra en el zapato que había constituido Marcha Verde. El discurso fue estructurado para mostrar la cara más positiva del gobierno, con énfasis en los logros y escasas referencias a los problemas.

Pocos días después, el lunes 4 de marzo, el procurador dañó la fiesta del 27 de febrero. A partir de ahí, las acusaciones contra la magistrada Miriam Germán (improcedentes según las mismas estipulaciones del reglamento del CNM), han dominado la opinión pública.

Hasta ahora, el presidente Medina no ha hecho nada público, esperando quizás que el tiempo evapore el escándalo. Si esa es la estrategia, es un mal cálculo político. Al CNM le queda un mes de entrevistas y trabajo para seleccionar 12 jueces de la Suprema Corte de Justicia, por lo cual, el tema no va a esfumarse por ahora.

A diferencia de Marcha Verde, que ocurrió en la primera parte del gobierno de Medina, el tollo en el CNM ocurre en marzo, justo en el último inning, cuando pronto el presidente tendrá que decir, directamente o a través del comité político, si buscará una repostulación o no.

Con la acción del procurador y el silencio del presidente, el gobierno brinda en bandeja de plata una causa justa para la crítica y el descontento ciudadano.

La pregunta es: ¿cuánto capital político está el presidente Medina dispuesto a perder en este tollo?

Dependerá de cuán útil sea el procurador versus cuánto le asuste la opinión de un segmento de la ciudadanía indignada, con justa razón, por lo sucedido en el CNM.

La clase media es la que mayor indignación acumula, y es donde el PLD y el gobierno pierden más apoyo desde el 2017. Hasta ahora parece no importarles.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/danilo-medina-tollo-en-el-ultimo-inning/

 

Las mujeres somos estupidas e incapaces marzo 6, 2019

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 8:53 am

Rosario Espinal

Artículo publicado el miercoles 6 de marzo de 2019 en el periódico HOY 

Así es: las mujeres somos estúpidas e incapaces. Por eso ni Danilo Medina, ni Leonel Fernández, ni Hipólito Mejía (en pleno siglo 21), han encontrado suficientes mujeres para nombrar en sus gabinetes. Actualmente solo hay tres de 23 ministros.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Ni siquiera en educación, donde predominan las maestras, aparecen mujeres inteligentes y capaces, dignas de ser nombradas al frente de ese ministerio. Los últimos tres ministros han sido hombres, incluido el designado la semana pasada.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Por eso en la República Dominicana, y lo mismo sucede en la inmensa mayoría de los países, nunca ha habido una mujer presidenta. Por eso, el Procurador General de la República violó tan campante la ley que regula el Consejo Nacional de la Magistratura frente a los presidentes de todos los poderes del Estado. ¡Ah!, era contra una mujer.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Por eso en el Senado dominicano hay solo tres mujeres de 32 senadores. Por eso, a pesar de haber existido una cuota de 33% de nominaciones de candidaturas de mujeres en la Cámara de Diputados desde el 1997, a la fecha, las electas ni siquiera han alcanzado ese porcentaje. Por eso, el 88% de los alcaldes son hombres (las mujeres están confinadas a ser vicealcaldes), e igual sucede en los distritos municipales.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Por eso la cúpula partidaria en el Congreso, con el PLD a la cabeza, ordenó aprobar una nueva ley electoral que elimina la cuota por circunscripciones a favor de una “propuesta nacional”.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Por eso, todos los directores de periódicos nacionales en la República Dominicana son hombres. Por eso, la mayoría de los principales ejecutivos de las empresas son hombres. La excepción: cuando son empresas familiares y nombran alguna mujer de la familia.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Por eso todos los curas católicos son hombres, los imanes y califas del islam, los rabinos del judaísmo ortodoxo, y la mayoría de los pastores de iglesias evangélicas.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Nos lanzamos al mercado laboral a generar ingresos, pero nos hemos quedado con la mayor carga doméstica.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Asistimos a iglesias dominadas por hombres, a empresas dominadas por hombres, a partidos políticos dominados por hombres, etc., etc.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. Aguantamos y justificamos que los hombres tengan tanto poder en tantas esferas de la vida. Creemos el cuento, y hasta lo promovemos, de que lo que cuenta para alcanzar una posición importante es la capacidad, y rechazamos las cuotas.

Las mujeres somos estúpidas e incapaces. No nos preguntamos lo suficiente si los hombres han alcanzado tanto poder porque son realmente más inteligentes y capaces; y no cuestionamos lo suficiente si la desigualdad a favor de los hombres es merecida o impuesta.

Las mujeres somos tan estúpidas e incapaces que andamos siempre diciendo que no queremos debilitar ni subordinar a los hombres. Lo más que hacemos es pedir igualdad; igualdad que no llega porque todo el sistema social está montado en una estructura de desigualdad brutal a favor de los hombres. ¡Patriarcado! ¡Machismo! Así es.

Por eso los hombres son los presidentes, ministros, legisladores, curas, pastores, rabinos, imanes, jefes empresariales, dirigen los medios de comunicación, etc., etc.

Se imaginan un mundo donde los presidentes, legisladores, empresarios, curas, rabinos, pastores, etc., hubiesen sido exclusivamente, o mayoritariamente, mujeres. ¿Qué hubieran dicho los hombres? ¿Qué hubieran hecho?

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/las-mujeres-somos-estupidas-e-incapaces/

 

Danilo Medina: las opciones febrero 27, 2019

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 3:17 pm

Rosario Espinal

Artículo publicado el miércoles 27 de febrero de 2019 en el periódico HOY 

Termina febrero, arranca marzo. Aumentan las expectativas de qué dirá, qué hará el presidente Danilo Medina. Tiene ante sí una difícil decisión, en este país de leyes cambiables y ajustables al ritmo del viento tropical.

He aquí su menú de opciones:

Una, procurar la modificación constitucional que le permita repostularse en el 2020, o más adelante. Algunos juristas hablan también de otros vericuetos para lograr estos fines sin pasar por una reforma constitucional.

Los bemoles: una modificación para permitir su repostulación en el 2020 encontrará escollos congresionales y en la opinión pública, sobre todo, del lado de Leonel Fernández. Una modificación para una repostulación después de 2020 sería aprobada con mayor facilidad y sería menos criticada en la sociedad.

Debe recordarse que la reforma constitucional de 2015 para la repostulación fue relativamente fácil por tres razones: su adversario interno había gobernado tres períodos y Medina solo uno, el nivel de aprobación de la gestión del gobierno era altísimo, y el PRD se había dividido y debilitado.

Ahora Medina está en su segundo mandato, el nivel de aprobación de su gestión es menor que en el 2015, y el PRM (se supone, aunque no está garantizado) tendrá una posición unificada de oposición a una reforma constitucional.

Dos, adherirse a lo que actualmente establece la Constitución de 2015, modificada en ese entonces para permitir su repostulación.

De ser así, Medina no sería candidato presidencial en las elecciones de 2020 y se desencadenarían nuevas luchas por la candidatura presidencial en el PLD, donde Medina jugará, ya lo han dicho, un papel crucial.

Su disyuntiva será la siguiente: apoyar la candidatura de Leonel Fernández o la de otro aspirante.

Un apoyo a Leonel Fernández trasciende la confrontación de liderazgo caudillista, que ya es bastante. Supone apoyar el retorno al poder de sectores que han sido muy adversos al actual gobierno y leales a Fernández; esos que ahora hablan de la Opción Morada para cobijar a Fernández si sale del PLD.

Apoyar otro aspirante peledeísta tiene también sus complicaciones. ¿A quién elige? ¿Cómo lo elige? ¿Cómo reaccionarán los que no fueron escogidos? Es también complicado porque el ungido tendría que enfrentarse en las primarias a Fernández, que cuenta con sus propios adeptos por haber sido tres veces presidente; supondría además forjar una nueva candidatura casi de cero, tarea difícil a menos de un año y medio de las elecciones.

Tercero, aunque muy remota, otra opción es no buscar la respostulación ni tampoco apoyar ningún precandidato del PLD.

En la práctica, una decisión así equivaldría a apoyar a Leonel Fernández, que, dentro de los precandidatos ya anunciados, lleva la delantera en las encuestas. Una decisión así solo se contemplaría si Medina decidiera llevar el PLD a una derrota, lo cual es poco probable.

Dado que Leonel Fernández nunca ha abandonado el deseo de volver a ser presidente, su principal error con miras a ese objetivo ha sido no haberse dedicado desde el 2012 a institucionalizar el PLD, de manera que se estableciera un sistema de sucesión presidencial claro y de alternancia.

Esa era su mejor estrategia como presidente del partido para limitar el fortalecimiento de Danilo Medina. Ahora se encuentra nuevamente en un duelo con Medina y con menos apoyos dentro del PLD.

Sus aliados políticos que abandonaron la alianza con el PLD (FNP, PQDC, etc.) se preparan para ofrecerle acogida si el PLD se muestra hostil. Pero esa propuesta es de alto riesgo para Fernández porque son partidos sin base electoral.

Quedamos en sintonía para el desenlace.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/danilo-medina-las-opciones/

 

Burlas del PLD a las mujeres febrero 20, 2019

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 10:35 am

Rosario Espinal

Articulo publicado el miércoles 20 de febrero de 2019 en el periódico HOY 

No son una ni dos, ni tres, son muchas las burlas del PLD a las mujeres. Y que conste, las mujeres votan en una proporción mayor que los hombres por el PLD, ¡pero de nada importa!

Los peledeístas llevan el machismo en los tuétanos. Que es un mal generalizado, ¡es verdad! En el PLD, sin embargo, está demasiado arraigado, y sorprende, porque el liderazgo es relativamente joven.

Aquí varias de las burlas.

Primero: el Comité Político sigue siendo un organismo dominado por hombres. En 45 años de fundado y casi 20 gobernando, no han hecho el menor esfuerzo por incluir más mujeres en la dirección, y de las pocas que hay, varias son por linaje familiar.

Segundo: en los cinco gobiernos del PLD (tres de Leonel Fernández y dos de Danilo Medina), poquísimas mujeres han formado parte del gabinete. Actualmente solo hay tres, es decir, solo el 13% de 23 ministerios (el de la Mujer, Educación Superior y Juventud).

Tercero: el patrón se mantiene en las instituciones descentralizadas del Estado. Todos los superintendentes de instituciones públicas son hombres, como también los presidentes y vicepresidentes de importantes entidades del Estado (INDOTEL, CDEEE).

Cuarto: en tribunales que nombra el Consejo Nacional de la Magistratura es la misma historia. Recientemente, cuando se renovaron cuatro miembros del Tribunal Constitucional, tres de los nombrados fueron hombres. Lo mismo sucedió anteriormente cuando se reemplazaron cuatro jueces de la Suprema Corte de Justicia.

Quinto: esta es la hora que el PLD no ha aprobado el Código Penal porque no quiere asumir el apoyo a las tres causales del aborto. Una causa justa y necesaria.

Sexto: ahora con la nueva Ley del Régimen Electoral, recién promulgada, la cúpula del PLD echó al zafacón los avances en materia de nominación de candidaturas por género. ¡A la porra la Constitución de bla, bla, bla! Los partidos tendrán campo abierto para poner las candidaturas de mujeres donde quieran, con tal de cumplir con una supuesta “propuesta nacional”. Con esta disposición, la Junta Central Electoral no tendrá ni siquiera la posibilidad de obligar los partidos a que cumplan con la representación por género en las candidaturas por circunscripciones. Los machos del PLD (y de otros partidos) se han liberado de la “cuota”.

Ojo: los hombres no tienen interés de facilitar que las mujeres avancen en las posiciones de poder por una razón muy sencilla: por cada mujer que avanza pierde un hombre la posibilidad de mandar, porque las posiciones de influencia no son infinitas. Si hay más mujeres habrá menos hombres en esas posiciones. Ley matemática.

Las mujeres constituyen más de la mitad de la población dominicana y han votado mayoritariamente por el PLD, pero siempre han sido, y parecen que seguirán siendo segundonas.

El cuentito de que los hombres van a ceder espacios por las buenas es simplemente eso, un cuentito, para que las mujeres no pongan presión. Y mientras las mismas mujeres se crean el cuento, como muchas en los mismos partidos, no habrá posibilidad de lograr cambios.

Ningún grupo que tenga tanto poder como tienen los hombres lo suelta para complacer a otro, en este caso las mujeres. Hay que pelearlo. Pero cuando las mujeres pelean, son llamadas locas, putas, histéricas, etc., etc., etc., precisamente para debilitarlas.

El PLD se ha convertido en los últimos 20 años en el principal guardián del poder de los hombres en la República Dominicana. Lo acaban de reafirmar con la aprobación y promulgación de la nueva Ley del Régimen Electoral.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/burlas-del-pld-a-las-mujeres/

 

 
A %d blogueros les gusta esto: