ROSARIO ESPINAL

VENTANAS EN EL ESPACIO

Crisis recurrentes de gobernabilidad en América Latina octubre 6, 2010

Filed under: Artículos periodísticos de los miércoles — rosarioespinal @ 7:24 am

Rosario Espinal

Artículo publicado en el periódico HOY el miércoles 6 de octubre de 2010. 

Según la politología sobre democratización, el criterio elemental para diferenciar las democracias estables de las inestables es la capacidad de toda la sociedad de esperar el día de las elecciones para emitir un juicio político sobre el gobierno de turno.

Si utilizamos este criterio, en América Latina hay democracias muy inestables.

Ecuador fue el último episodio, pero a lo largo de tres décadas de transiciones e intentos de consolidación, las democracias latinoamericanas han enfrentado dificultades constantes. En varias se han producido intentos de golpe de estado, aunque casi nunca se haya consumado.

Se dice que en América Latina hay democracia porque en la mayoría de los países los sistemas políticos protegen derechos cívicos fundamentales y la política electoral es más o menos competitiva.

Pero la estructura social, con sus distintos niveles de desigualdad y exclusión, así como la naturaleza y magnitud de las tensiones políticas entre grupos de poder, marcan el nivel de inestabilidad de cada sistema político.

Hay mayor estabilidad política y desarrollo económico en países que combinan un nivel moderado de conflictividad entre la élite gobernante con políticas de mejoramiento social. Chile y Brasil sobresalen en las últimas dos décadas por combinar estos dos factores.

En países como Venezuela, Bolivia y Ecuador, donde se ha desarticulado la antigua élite gobernante, y en su lugar se construyen nuevas bases de poder, el proceso político es más turbulento.

Estos tres países, sin embargo, difieren. En Venezuela, el sistema político descansa en la figura de un ex militar con un proyecto corporativo de poder desde arriba, aunque se apele de manera plebiscitaria a las masas. En Bolivia y Ecuador, por el contrario, los actuales gobernantes han sustentado su poder en los movimientos sociales y están obligados a negociar la estabilidad política con esos grupos.

En el caso de Honduras, para nombrarlo porque es en el único país donde se ha consumado un golpe de estado en tiempos recientes, Manuel Zelaya carecía de la estructura de poder desde arriba para avanzar su proyecto político, y no tenía suficiente sustento popular para hacer ampliamente creíble un proceso de transformación social. Por eso resultó relativamente fácil sostener el golpe de Estado.

En general, la crisis de gobernabilidad se agudiza cuando hay simultáneamente un rechazo de segmentos importantes de las élites y de las bases al proyecto de gobierno.

Los momentos de crisis económica tienen a exacerbar las tensiones políticas porque vienen acompañados de restricciones al gasto público y medidas de austeridad que no son del agrado de la mayoría del pueblo.

Estas situaciones son fácilmente aprovechables por las élites tradicionales para azuzar, y a esto se agrega el factor internacional. Los gobiernos más reformadores son más vulnerables a la conspiración internacional porque hay intereses extranjeros en juego.

Para que las democracias latinoamericanas se consoliden, es fundamental que se respete y defienda la institucionalidad democrática. Por ejemplo, un gobierno no debe ser derrocado por sus políticas, aún cuando estas políticas sean ampliamente criticadas. Hay que esperar las elecciones para prescindir del gobierno.

Por otro lado, para que la democracia se consolide, un gobierno no puede patrocinar medidas autoritarias y excluyentes para beneficiar pequeños grupos, ni tampoco, restringir derechos generales en nombre del bienestar popular.

Aunque sea muy difícil lograrlo, es en este nudo complejo de negociación y reformas donde radica el desafío de gobernabilidad de las democracias latinoamericanas. Unas tienen mejor base para impulsar avances sin fuertes turbulencias, otras están sujetas a fuertes tensiones como se demostró la semana pasada en Ecuador.

 Enlace al periódico HOY: http://www.hoy.com.do/opiniones/2010/10/5/344837/Crisis-recurrentes-de-gobernabilidad-en-America-Latina

Anuncios
 

2 Responses to “Crisis recurrentes de gobernabilidad en América Latina”

  1. Ernesto Féliz Says:

    ¿Qué calificación sacaría la sociedad dominicana de un examen como éste?

  2. La República Dominicana ha mantenido un sistema político bastante estable por tres razones fundamentales: 1) la relativa estabilidad del sistema de partidos (es decir, el sistema de partidos no ha colapsado aunque se producido un realineamiento de preferencias electorales en la última década), 2) la élite económica se ha mantenido bastante compacta (es decir, sin fuertes fisuras), y 3) el bajo nivel de presión popular para producir cambios significativos en las políticas públicas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s